domingo, 25 de enero de 2009

MIGUEL DE MOLINA.- La voz de su amo 7EPL 13.132 (1958)

Miguel de Molina nació en Málaga. Es en 1931 cuando decide dedicarse al mundo de la canción, triunfando primero en Madrid y posteriormente en Valencia, donde era aclamado y admirado profundamente. En 1932, en el Teatro Coliseum de Madrid, participa en el espectáculo Manolo Reyes y en 1934 interviene en El amor brujo, en la compañía de Antonia Mercé cuyo estreno tiene lugar en el Teatro Español de Madrid. Dos años más tarde, se produciría su debut en un espectáculo propio. Fue en el Teatro Fontalba y entre otros números, interpretaba el pasodoble Mujeres de España y Gabriel Montoya, una canción gitana con letra de Rafael de León. En Mayo de ese mismo año, intervendría en Tapices del tablao español, junto a la fabulosa Carmen Amaya.
Pero nada más estallar la Guerra Civil Española, su carrera artística, casi meteórica, se vio perjudicada por su condición de homosexual. El artista cobraba 5000 pesetas por actuación pero con la instauración de la dictadura, los empresarios sólo le ofrecían 500 pesetas. Además, lo obligaban para que aceptase pues en el caso contrario lo acusarían de republicano. Finalmente y tras una serie de sucesos que casi acaban con su vida, decide exiliarse. Aunque ya había dejado inmortalizados Ana María la fea, La bien pagá o los Ojos verdes, que según cuenta el propio Miguel de Molina la escuchó por primera vez a Blanquita Suárez, en un cine al aire libre que se llamaba Trocadero. Se acercó a la joven y le preguntó que quién le había dado esa canción a lo que ella respondió que el Maestro Quiroga. Inmediatamente, Miguel la tomó como propia y la estrenó magníficamente orquestada en el Teatro de la Zarzuela con el gran Guillermo Cases. Concha Piquer la grabaría poco después en Sevilla, acompañada a la guitarra por Melchor de Marchena.
En 1942, decide exiliarse a Buenos Aires, donde interviene en películas como Ésta es mi vida (1952) y Luces de Candilejas (1956).
En 1957, regresa a España dónde realiza numerosas grabaciones para La voz de su amo, entre ellas las que les ofrecemos en este EP que es toda una fortuna poderlo escuchar con el sonido original que fue grabado.

Nuestro más sincero respeto y admiración por la trayectoria de una gran figura de nuestra música que luchó en tiempos difíciles por defender sus ideales y su propios principios.

CARA A:
01.- Don triquitraque
02.- Quintilla gitana

CARA B:
01.- Nana del cabrerillo
02.- Te lo juro yo


DESCARGUE AQUÍ

1 comentario:

Cero en conducta dijo...

MIGUEL DE MOLINA. Artista irreverente, genuino, barroco, supo paliar con el arte y el fasto escénico sus limitaciones vocales para engrandecer el género de la Copla y crear una escuela propia que tantos cancioneros adoptarían con posterioridad. Abrió una brecha con su actitud y su exilio en la visibilización de gays y lesbianas, enfrentando a un régimen autoritario y fascista al fantasma de sus fobias y prejuicios. IN MEMORIAM.