jueves, 5 de marzo de 2009

LOLA FLORES.- Belter 22.086 (1967)

Réquiem por Federico
VIII
"¡Hijo con un cuchillito
que apenas cabe en la mano",
de tu romance gitano
cortaron la flor del grito!

¡Ay, qué dolor infinito
de pedernal y de rosa;
voy y vengo como loca
sin que consolarme pueda
porque ni un hijo me queda
para llevarme a la boca!

X
Sobre el hoyo de la cama
donde su flor se le mustia
igual que un río de angustia
una mujer se derrama...

Llama en vano, llama y llama
al hijo que se le esconde...
-¿En qué jardines, en dónde,
hallar mi nardo de esperma...?
Grito preñado de Yerma
al que el hijo no responde...

(¡A la nana, mi niño,
que es madrugada...!
¡A la nana, cariño,
flor de Granada!¡
Si yo pudiera
quedarme embarazada
yo te pariera!)

Hemos querido presentarles este interesante álbum de Lola Flores, con un fragmento de uno de los poemas que se incluyen en el LP, Réquiem por la muerte de Federico.
Mujer que siempre mostró su admiración hacia el poeta sevillano, quiso rendir un homenaje en vida a Rafael de León, recitando algunos de sus poemas.
Disfruten con el dramatismo, el llanto y la risa profundos, la melancolía, el recuerdo, la vida y la muerte de versos arraigados a lo popular de nuestra tierra.
Los fragmentos cantados son interpretados por Beni de Cádiz. A la guitarra, acompaña a la artista jerezana, su marido Antonio González.

CARA A:
01.-Réquiem por la muerte de García Lorca
01.-Romance de la viuda enmorada.
03.-Noche

CARA B:
01.-Romance de la voz en la sangre
02.-Duda y hora
03.-Romance de los ojos verdes


DESCARGUE AQUÍ

3 comentarios:

pesiro67 dijo...

Emocionante EP de Lola. La poesía se hace copla y la copla poesía. Las intérpretes como Lola lo hacen todo grande, claro que los versos de Rafael no son para menos.

Anónimo dijo...

Excelente grabación de Lola Flores en homenaje al gran poeta sevillano Rafael de León. Una entrada de lujo para un blog imponente.

Anónimo dijo...

Grande, magnífica, creciente, doliente, asfixiante... Un discazo en el que Lola sabe cecear con gusto unos versos que Rafael de León escribiera con maestría.

Gracias por este disco.
Sigue así.
Tábano.