jueves, 9 de julio de 2009

ANTOÑITA MORENO.- La voz de su amo 7ERL 1.289 (1958)

Antoñita Moreno: Todo un retablo de maravillas.

Con libreto de Salvador Guerrero y el Maestro Carlos Castellanos, la sevillana Antoñita Moreno presentó un importantísimo espectáculo titulado Retablo de maravillas con temas tan emblemáticos como las famosas Coplas del yo te quiero o Volviendo a España. Otros clásicos de los mismos autores incluidos en el espectáculo eran Un compás de pasodoble, Torero del alma mía, ¡Viva mi jaca! o El tesoro de la virgen ninguno de ellos registrados en discos.
Este disco de vinilo que les ofrecemos, editado por La voz de su amo en 1958, incluye dos de los temas del mencionado espectáculo, ¡Olé, cantaora! y la canción al compás de tientos No me llames. Los otros dos temas, forman parte de la B.S.O de la película El niño de las monjas, compuestas por el Maestro Guerrero y por Casas Augé. Son el pasacalle con campanilleros Un sueño de gloria y la Copla de cuna.
Les invitamos a que no dejen de seguirnos.

CARA A:
01.- Un sueño de gloria
02.- No me llames


CARA B:
01.- ¡Olé, cantaora!
02.- Copla de cuna


DESCARGUE AQUÍ

2 comentarios:

ElÚltimoRomántico dijo...

Antonia Moreno Valiente es en la Copla, lo que Sorolla en pintura. El casticismo español radiante de luz y color. Una artista de las llamadas canónicas, ineludibles para entender el género de la Copla. Su voz es un manantial de lirismo, de sensualidad y frescor. Una magnífica voz de mezzosoprano con una coloratura brillante y despejada, sin atisbo de nubes o humo.

Este ep, como otros muchos de su carrera, deja patente el gran nivel de exigencia vocal y musical que siempre la caracterizó. "Olé, cantaora" es un pasasoble elegante, pausado, de factura exquisita y dicción perfecta. En el resto de temas, la artista no defrauda.

Diría incluso que, hasta en la fatídica Belter, Antonia fue fiel a su estilo, a su dignidad vocal y musical para fraguar un repertorio modélico, digno de una artista con mayúsculas.

Un gran admirador desde Barcelona.

Tábano dijo...

Sin duda, una entrada elegante para un día como hoy en que me apetecía recordar a la gran Antoñita Moreno. Una mujer que supo impregnar en su voz la raiz honda de cada tierra como enfrascada por los murmullos de sus habitantes.

Solera y elegancia para una sevillana valiente de belleza sublime. Este disco, especialmente, me trae buenos recuerdos de la película "El niño de las monjas" y asimismo de un LP que recopiló todas estas canciones y que sería curioso rescatar del olvido dada su rareza...

Gracias, nuevamente, por volver y por traernos tanta copla a estos días veraniegos. Mi ipod está en estado de éxtasis desde que tu bog existe...

Un abrazo.
Tábano