sábado, 8 de agosto de 2009

ANTONIO MOLINA.- Odeón DSOE 16.012 (1958)

De voz alta, estilo inimitable y gran personalidad.

Ese es Antonio Molina, malagueño, que dio sus primeros pasos en Madrid tras ganar un concurso de jóvenes artistas noveles que organizaba Radio España. Gracias a la obtención de este premio en la radio, consigue la oportunidad de ganar su primer disco de pizarra. Corría el año 1951. Las primeras canciones de Antonio Molina fueron escritas por el Maestro José María Legaza, intercalando cantes a la guitarra y con acompañamiento de orquesta. Podemos citar los fandangos popularísimos titulados Te llamaban la caoba, las soleares Campanas de San Lorenzo, la canción-milonga Cuando suena una guitarra y por supuesto los archiconocidos El agua del avellano y El macetero. Precisamente, éste último dio lugar al cortometraje del mismo título que supone su primer contacto frente a las pantallas.

A partir de aquí, la forma única de interpretar de Antonio Molina, no tendría rivales. Debuta en 1952 en el espectáculo Así es el cante, que tiene lugar en el Teatro Fuencarral de Madrid. Dos años más tarde, crea su propio espectáculo al que da el título de Hechizo, presentado en el Teatro Calderón de Madrid. Participa como protagonista en films legendarios del cine español como El pescador de coplas (1953), Esa voz es una mina (1955), Malagueña (1956), La hija de Juan Simón (1957) o El Cristo de los Faroles (1958).

Dejó grandes clásicos en su repertorio. Por citar: Adiós a España, Yo quiero ser mataor, Estudiantina de Madrid, María de los Remedios, Soy minero, Caballito bandolero o los temas que les ofrecemos en este EP: la zambra con aires de habanera titulada Adiós, lucerito mío original de Pepe del Valle y Gordillo, el tanguillo Una paloma blanca, el pregón Dulcero cubano y la zambra Balanza de mi querer.

Dedicar esta entrada a Cariño de legionario, al que los temas del disco que les ofrecemos -especialmente Adiós, lucerito mío- traerán a la memoria, hermosos recuerdos de su infancia.

CARA A:
01.-Adiós, lucerito mío
02.-Una paloma blanca

CARA B:
01.-Dulcero cubano
02.-Balanza de mi querer

DESCARGUE AQUÍ

4 comentarios:

LOS ANCIANOS dijo...

Hola buenos dias es un placer levantarse y poder oir una de mis canciones favoritas a dios lucerito mio siempre me gusto no se porque a pesar que. Antonio Molina no es un cantaor que me guste mucho a mi personalmente me gusta mas la copla en voz femenina pero esta copla me gusta mucho dar las gracias al señor del blog que no se como agradecer esta gran lbor que hace por el genero andaluz

Tábano dijo...

Parece que esta entrada no ha hecho mucho tilín pero a mi juicio, por supuesto, me parece que a día de hoy Antonio Molina era uno de los que faltaban en este blog, no sólo porque fue un hombre conocido, sino porque interpretaba la copla con un sello propio, con sumo estilo, aunque a veces abusara -como es normal en casi todas las gargantas prodigiosas- de sus notas graves.

Un disco precioso, coincido en el anterior comentari:. "Adiós, lucerito mío" es una belleza.

Gracias por esta joya de disco y espero que nos ofrezcas más de él, claro, siempre y cuando todo sea dosificado. Por último, agradecerte, a ti, autor anónimo, que lleves con tanta categoría este blog que, como bien dices, es sin ánimo de lucro, respetando y poniendo en su lugar a artistas que ya dejaron su pequeño legado en el mundo de la copla.

Como es de esperar, estas entradas parecen no calar en el público de cantores jilgueros que anidan en muchas otras entradas, evidentemente porque hay quienes buscan más bien el morbo gratuito que dar las GRACIAS DE UNA "jodida" vez por hacer que más de uno y una se esté haciendo con una colección carísima de discos. (Sólo hay que observarlo en la entrada de Carmen Flores, cuyo autor se olvidó de poner el enlace para descargar y unos dos o tres únicamente comentaron para exigir lo "suyo", una lástima).

Gracias, gracias y gracias.
Un abrazo. (Siempre te sigo y te agradezco la labor, porque es lo mínimo que desde nuestros sofases, sillas y butacas podemos hacer).

Tábano

100%Morante dijo...

Yo creo que, apartando a todas las chochonas de la Copla, de nombres archiconocidos que protagonizan encendidos debates, por lo general, la nómina de integrantes de este blog pasa bastante desapercibida.

Y es que aquí dejando a un lado el drama, el lloriqueo ínfimo, las voces de provincia con poso de taberna y quiebro de borrasca, las rosas en el suelo, las puñalaítas lentas y demás pantominas del repertorio coplero, la Copla y sus intérpretes interesan bastante poco. Por no decir nada. La prueba, la irrisoria cifra de comentarios que acompañan -mortecinamente- las entradas de este espacio.

Además, como la crítica musical no está muy extendida en las lides copleras, y al público parece gustarle todo (sandeces incluídas) pues se arma la tremolina cada vez que algunos alzamos la voz. A mí, de cualquier modo, plin.

Bueno, al caso, Antonio Molina es un señor que marcó un estilo en la Copla y patentó un modo de cantar, que otros artistas han continuado. Estoy de acuerdo con Tábano que abusaba demasiado de sus facultades en algunas de sus coplas, lo que a la larga le pasó factura. De cualquier modo, es una entrada merecida y bienvenida.

Un saludo.

Anónimo dijo...

hola a todos,
quisiera pedirles si pudieran informarme sobre cantores españoles anteriores a antonio molina, estoy buscando pero no logro conseguir informacion.
desde ya muchas gracias, mi correo es: andrifv@yahoo.com.ar
andrea fabiana varela seivane