sábado, 15 de agosto de 2009

MARÍA VARGAS.- Vergara 12.001 C (1967).

María Vargas: Carcelera de un cante de pena amarilla.

Carcelero, carcelero… ¿Por qué no abres puertas y cerrojos? María Vargas hace perder las llaves que abren los cerrojos de su voz. En ella se encierra la genialidad de un arte lleno de fuerza que nos trae el recuerdo de la Paquera, desde Jerez a Sanlúcar hasta llegar a Sevilla dónde rememora el cante depurado de Manolo Caracol. Pero María Vargas es sólo ella, morena y andaluza, que entona en la prisión de su voz: ¡Abre carcelero! Abre ya el presidio ‘pa’ que no me vean llorar por las calles igual que a un chiquillo.

Y sola, por culpa de no sabemos quién, se consume poco a poco en los versos de Rafael de León. ¡Y se hace girones con su enagua almidoná! ¡Y hasta se da chocazos contra la pared! Y corre igual que una loca –por su casa- para traernos el recuerdo del Romance de la pena negra, del Romancero gitano, de la universalidad de un poeta más que universal.

¡Qué pena tan grande! Corro
mi casa como una loca,
mis dos trenzas por el suelo,
de la cocina a la alcoba.


Y con el alma de pena amarilla –lorquiana también-, es la seguiriya por bulerías de María, que se pierde por Getsemaní transformada en el recuerdo de aquella cantaora de Machado que se fue de los Puertos dejando la Isla de San Fernando sola.

Enviar mi agradecimiento más sincero a Pedro Sierra, gracias a quien pueden disfrutar de estas magníficas grabaciones en la voz de María Vargas.

CARA A:
01.-Carcelero, carcelero
02.-Implorando tu cariño

CARA B:
01.-Dejarme sola
02.-Piripión

DESCARGUE AQUÍ

4 comentarios:

or, xata dijo...

La tradición del flamenco constituye a lo largo de su desarrollo una fuente renovadora del cante. Yo digo que María ofrece un equilibrio formal entre el pasado y el presente. El secreto, dicen algunos, es la "boca de pez". Para un flamenco por todo lo alto hace falta "boca de pez", saber poner el gesto fundamental así: los labios para afuera, en expresión redonda o apretada y con los ojos cerrados en un beso a lo primitivo, los "ayes", los "jipíos" y la pena salen mucho mejor.
¡María eres oro, guapa!.

Gracias por traernos una vez más este oro.

Tábano dijo...

Una mujer que posee una voz recia y con un arte indiscutible. Un interesante disco el que nos traes y que sirve para dar ejemplo de cómo el saber cantar bien no tiene nada que ver con la popularidad o no de un artista. María es carcelera de su propio cante que engrandece y se hace popular en los oídos de los afortunados.

Un gracias por este discazo.
Abrazo,
Tábano

UN SEVILLANO MAS dijo...

ESTE DISCO DE MARIA VARGAS ES UNA RELIQUIA CADA DIA NOS SORPRENDES MAS CON TU SABIOS CONOCIMIENTOS DEL MUNDO DE LA CACION ANDALUZA Y A FLAMENCADA COMO LO HACE MARIA VARGAS CO UN SELLO MUY PERSONAL UN DIA MAS DISFRUTO DE ESTE MAGNIFICO BLOG GRACIAS.

juanocob dijo...

Bueno tambien tenemos que agradeser al señor Pedro Sierra por estas aportaciones tan baliosas un abrazo desde Sevilla un buen admirador del genero nuestro.