miércoles, 19 de agosto de 2009

NATI MISTRAL.- Vergara 55.0.028 C (1962)

El dolor de la metáfora, aquella noche de verano.

Lo mataron en Granada,
una tarde de verano
y todo el cielo gitano
recibió la puñalada...

Sangre en verso derramada,
poesía dulce y roja
que toda la vega moja
en amargo desconsuelo
-sin paño de terciopelo
ni cáliz que la recoja-.


Lo mataron en Granada, lo mataron. Quedaba el olivar de luto, el ciprés, el terciopelo granadino y el horizonte de su poesía infinita; y era el aire preñado de versos amarillos, la seguiriya de un gitano errante por los caminos de la vega de Granada, derramando sangre caliente a las orillas del Darro.

Llora el agua de los surtidores y el lamento oculto de la poesía. Gime la pluma del arte al mismo tiempo que se enreda con la metáfora doliente en la penumbra de una noche de verano; a las 5 de la madrugada, brilla la espada que borda con hilos de lágrimas dulces, el rumor del agua que enhebra suspiros desde la Alhambra.

Llegan desde el Albaicín palabras en son de queja:
¿Lo mataron? -¡Sí, lo mataron! Lo mismo que a Mariana, la heroína de Granada.
Vestida toda de luto grita Bernarda Alba, Doña Rosita lo espera con sus cincuenta primaveras e Ignacio Sánchez Mejías con sus lances de torero, arroja en señal de duelo el capote de la gloria.

Lo mataron en Granada, lo mataron…Y hasta Dios convertido en torre, veleta y campanario, bajó sigilosamente a su tierra de bronce, aquella noche de verano.

Con la voz de Nati Mistral, queremos recordar el día en el que Federico García Lorca fue asesinado en Víznar. Para los restos quedó la genialidad de un poeta que constituyó todo un universo, con la universalidad de su arte.

CARA A:
01.-Los mozos de Monleón
02.-El zorongo

CARA B:
01.-Los peregrinitos
02.-Las morillas de Jaén


DESCARGUE AQUÍ

5 comentarios:

CARIÑODELEGIONARIO dijo...

La madrileña Nati Mistral me gusta mucho recitando estos temas de Lorca que ya grabo La Argentinita y muchisimas voces mas pero los temas de Lorca de tantas versiones como se han echo me quedo con la voz de esta sevillana bellisima como es Mikaela que hizo una gran obra de arte con los temas de Lorca
Un saludo muy especial a este magnifico blog.

Violetera Granadina dijo...

¿Qué se puede decir ante esta publicación?. Nada, poco y mucho.
Así que sólo me queda agradeceros esta entrada, y qué mejor manera de hacerlo que con otra canción de Federico.
A vosotros, a ti, que todos los días estrujáis vuestras ideas para darnos exquisitos manjares en forma de coplas y palabras hermosas.

IDILIO

Tú querías que yo dijera
el secreto de la primavera.

Y yo soy para el secreto
lo mismo que es el abeto.

Árbol cuyos mil deditos
señalan mil caminitos.

Nunca te diré, amor mío,
por qué corre lento el río.

Pero pondré en mi voz estancada
el cielo ceniza de tu mirada.

¡Dame vueltas, morenita!
Ten cuidado con mis hojitas.

Dame más vueltas alrededor,
jugando a la noria del amor.

¡Ay! No puedo decirte,aunque quisiera,
el secreto de la primavera.

La Catalana dijo...

Primoooo! Yo no soy una fan del genero pero tu padre me ha enseñado tu blog y esta muy bien. Esta hecho con mucho arte aunque no conozca mucho sobre el tema. Pero todo esto lo llevo en la sangre porque mis padres son sevillanos! jajaja un besazo!^^

El Último Romántico dijo...

Baladilla de los tres ríos

El río Guadalquivir
va entre naranjos y olivos,
Los dos ríos de Granada
bajan de la nieve al trigo.
¡Ay, amor
que se fue y no vino!

El río Guadalquivir
tiene las barbas granates.
Los dos ríos de Granada,
uno llanto y otro sangre.
¡Ay, amor
que se fue por el aire!

Para los barcos de vela
Sevilla tiene un camino;
por el agua de Granada
sólo reman los suspiros.
¡Ay, amor
que se fue y no vino!

Guadalquivir, alta torre
y viento en los naranjales,
Duero y Genil, torrecillas
muertas sobre los estanques.
¡Ay, amor
que se fue por el aire!

¡Quién dirá que el agua lleva
un fuego fátuo de gritos!
¡Ay, amor
que se fue y no vino!
Llevo azahar, lleva olivas,
Andalucía, a tus mares,
¡Ay, amor
que se fue por el aire!


FEDERICO GARCÍA LORCA, In memoriam.

Tábano dijo...

Lorca, apellido solemne como solemne es su poesía; tan andaluza, tan arraigada, tan vertebrada en lo nuevo de lo antiguo, que su genialidad desborda más allá de los límites de lo conocido. Lo oscuro, lo siniestro, lo verde o lo amarillo, todo su don hecho entero un monte de singularidad, de "gota de sangre de pato", de rayas que rayan lo invisible. Límites de soneto y naranjos de hojalata. Bernarda tal vez en Nueva York o Rosita en el chopo.

Tanto Lorca que quedó y tanto Lorca que podría haber quedado. Pero así es la ignorancia, un manojo de mierda, y punto. Lo mataron en Granada, como lo hubiesen matado en el cielo o en el infierno, porque también ambos están llenos de envidia y de miseria, de mentiras y cerberos arrendados.

Que Lorca nunca muera otra muerte, porque moriría con nosotros la esencia de la poesía.

Un saludo,
Tábano