domingo, 9 de agosto de 2009

ROCÍO DÚRCAL.- Philips 60 29 004 (1970)

María de los Ángeles de las Heras Ortiz, más conocida como Rocío Dúrcal, vio la luz en el barrio de Cuatro Caminos, Madrid. Desde niña, sus dotes para la canción, deslumbraron a sus familiares y, especialmente, a su abuelo quien con tan sólo diez años la lleva a la radio donde debuta en el programa Conozca usted a sus vecinos. Más tarde participa con gran éxito en el programa de televisión Primer aplauso, emitido en Televisión Española donde canta el tema La sombra vendo.
Tal es su éxito que Luis Sanz, descubridor afamado de talentos, llega a verla y pide a sus padres el consentimiento para lanzarla al estrellato. Lo primero fue cambiarle el nombre y piensan en el sobrenombre que su abuelo le había puesto, Rocío. Con un mapa de España delante, la joven y su descubridor señalaron al azar el pueblo de Dúrcal (Granada). De ahí nació su nombre artístico: Rocío Dúrcal.

Sus comienzos profesionales a nivel nacional, fueron en la película Canción de juventud (1962) dirigida por Luis Lucia e intentando seguir el patrón de niña prodigio que Marisol o Joselito habían generado. El éxito de taquilla es rápido y se extiende hasta Hispanoamérica. A partir de entonces comienza a rodar año tras año una película y firma con la compañía Philips para la grabación de sus primeros discos (en su mayoría, las canciones de las bandas sonoras de sus films). Viaja, por entonces, a México, Venezuela, Estados Unidos y Puerto Rico y llega a participar en el afamado programa televisivo The Ed Sullivan Show. Su carrera despega, definitivamente, hacia el estrellato.

Graba algunos discos cercanos a la canción española, destacamos uno en 1964 con cuatro temas flamencos a guitarra, varios de villancicos y, cómo no, un single que recogía los temas Encuentro y Mi amigo (ambos de Rafael de León y Juan Solano) registrado en 1967 y cuyas versiones fueron las primeras que se grabaron de estos sonetos.

En este single que hoy ofrecemos, se extraen otros dos temas de corte aflamencado: de un lado Tarantos y verdiales (con letra y música de Rafael de León y J. Torregosa) incluidos en la película Buenos días, condesita y por otro Tengo lástima (F. Arbex con arreglos de J.C. Calderón) de la película Cristina Guzmán.
En los últimos años, Rocío ha sido conocida como la reina de la ranchera. Grabó numerosos discos de este estilo siendo especialmente conocido el tema La gata bajo la lluvia. Hoy en día, tras su fallecimiento, es adorada en medio mundo.

CARA A:
01.- Tarantos y verdiales
CARA B:
01.- Tengo lástima

4 comentarios:

cariño de legionario dijo...

Un dicos muy esperado yo recuerdo a Rocio de joven que empieza cantando copla bueno una copla ligera de joven canta asta saetas animo te queremos tio eres la mejor persoa que dedica su tiempo la cancion. Andaluza sin interer de ninguna clase.

pesiro67 dijo...

Aunque el estilo de Rocío no se acerque mucho al mundo de la copla es merecido este lugar que le dáis en el blog. Sería justo recordar como se adelantó a la otra Rocío al grabar "Mi amigo" y "Encuentro", decidiendo la Jurado no grabar esta última que dice..."Me tropecé contigo en primavera...".
Es curioso que siendo España tan grande su dedo se parara en ese precioso pueblo granadino, una suerte para los durqueños.

Gracias por este disco y ánimo para seguir adelante.

Tábano dijo...

Un curioso e interesante disco, cercano al mundo coplero, que no de copla. Aún así, como bien dicen, merecía estar en este blog ya que Rocío siempre llevó a gala su deje flamenco-andaluz sin ser de la tierra y, cómo no, recorrió el mundo con un pueblo granadino en su nombre.

Merecido homenaje el que le brindas en este Domingo caluroso y anirmarte a que en futuros meses también nos traigas ese disco que solicita "Pesiro67" donde canta dos temas suyos, preciosos, de Rafael de León y Juan Solano, tan versionados por otra parte.

Un gracias infinito.
Tábano

jadramx dijo...

En el arte, la medida es todo y eso lo sabía perfectamente Rocío Dúrcal, tal vez a eso se deba la elegancia intrínseca en todo lo que hacía. Su versatilidad era asombrosa: hacía de todo y todo lo hacía bien. No en balde es la cantante de habla hispana que más discos ha vendido en toda la historia.
Hay muchas anécdotas que la gente ignora, por ejemplo, que Alfred Hitchcock la quería de estrella de una de sus películas, o que Richard Burton se interesó vivamente en ella como pareja cinematográfica, o que Dean Martin, entusiasmadísimo por la belleza, talento y carisma de la Dúrcal, la quería contratar para su show de Las Vegas, o que la Reina Isabel la pidió para que cantara en Buckingham en su cumpleaños, en 2001. Luis Buñuel preparó la película Tristana para Rocío, etc.
Cierto, sin ser andaluza, dominaba el flamenco y la copla como dominaba el tango y las rancheras. ¡Ah!, lo olvidaba: también cantó Sempre Libera de la ópera La Traviata.