sábado, 10 de octubre de 2009

CONCHITA MÁRQUEZ PIQUER.- Columbia MO 1026 (1970)

Conchita Márquez Piquer: Centinela de amor.

Te puse tras la tapia de mi frente
para tenerte así mejor guardado,
y te velé, ay, amor diariamente
con bayoneta y casco de soldado.

Te quise tanto, tanto, que la gente
me señalaba igual que a un apestado;
pero qué feliz era sobre el puente
de tu amor, oh mi río desbordado.

Un día, me dijiste: - ¡No te quiero..!;
y mi tapia de vidrios y de acero
a tu voz vino al suelo en un escombro.

La saliva en mi boca se hizo nieve,
y me morí como un jacinto breve
apoyado en la rosa de tu hombro.

Soneto originalmente titulado Centinela de amor escrito por el sevillano Rafael de León -musicado por Juan Solano- que Conchita Márquez Piquer interpretara con aires más cercanos a la música ligera que a la copla, bajo el título Escombros de amor.

El tema -¡Y pago mi felicidad..!- es otro poema del sevillano que se titulaba Mazazo y que de igual forma musicó Juan Solano. A ritmo de bulerías fue grabado por Bambino.
Les dejamos con la voz de Conchita Márquez Piquer cuya entrada queremos completar con la letra original de poema Mazazo.

Sonó la palabra "dinero"
y todo lo echaste a rodar
y en vez de decirte: "Te quiero",
te dije: -¿Qué quieres cobrar?-

Y me valoraste las rosas,
poniéndole precio al jardín
y fueron tomando las cosas
un tono metálico y ruin.

Y aunque esta verdad me traspasa,
prefiero saber la verdad:
que al mes, pago luz, pago casa
y pago la felicidad.

Agradecer esta aportación a nuestro gran amigo Pedro Sierra que, una vez más, ha tenido la gentileza de enviarnos este EP poniéndolo a disposición de todos/as los seguidores/as de Reminiscencias de la copla. Mi más sincero agradecimiento por sus aportaciones y su cariño demostrado hacia todos los que formamos este blog.

CARA A:
01.-Y pago mi felicidad

CARA B:
01.-Escombros de amor

DESCARGUE AQUÍ

5 comentarios:

Lirio del Mar dijo...

Hoy, que me he levantado muy romántico, se publica este disco tan bonito, me ha encantado. Dos poemas inmensos de Rafael musicados por Solano. Sí, es verdad que Conchita quizás no pertenezca a este mundo de la copla andaluza, ni siquiera al mundo de la tonadilla, pero a mí me parece que este lugar que le dáis hoy es merecido.
Oh! qué bonita suena su voz tan melódica y delicada.
Espero que algún día podamos escucharla en "Tiene que ser el amor" y "Fué...¡por tu voz!", me encantaría.
La carátula no es muy flamenca, pero sí muy atrevida para la época en que fué grabado. Ella apoyada en el hombro desnudo de su chulo, y además cantando a pleno pulmón que ella es la que paga, ¡muy valiente!. A Conchita se la podrá tachar de lo que se quiera, pero no de medrosa.

Gracias una vez más por acentuar telepáticamente estos sentidos míos, desbordados por vuestras publicaciones.
Os admiro.

Laurita Montiel dijo...

Hola mil gracias a Pedro Sierra y a reminicencias por este maravilloso disco, crénme que para mi es una verdadera aventura musico-emocional poder acceder a este material que ofrecen pues como vivo en Monterrey México, acá es IMPOSIBLE encontrar este material, soy fan de reminicencias de la copla tengo un CD de Conchita Marquez Piquer titulado "Desde mi rincón" en donde vienen temas divinos como el que menciona Lirio del mar.

VAJELDEVELAS dijo...

!Que injustas puden ser las comparaciones!.Esta Conchita es totalmente diferente a su ancestro, su cantar es muy decente.Sin la sombra de su madre,no sabemos hasta donde llegaria su carrera artistica.A mi particularmente no me disjusta su cante, e incluso en algunos de sus giros de voz me recuerda a su "simpar" madre. muy bien por Pedro Sierra,y muchas gracias aReminiscencias

Tábano dijo...

Poéticamente, ambas letras son una delicia. Me gusta mucho el Rafael de León de estos años cuyos versos son muy comprometidos, muy intensos, dolientes. Y Juan Solano tampoco lo hizo mal en los arreglos a la hora de llevarlo al plano musical. Lo único que sucede es que si a ello le añadimos esos ritmos setenteros y que la calidad de la voz de Concha Márquez tampoco es ni fú ni fá, pues el disco, para mi gusto, se queda a un paso de...

Es cierto que ser la hija de Concha no la favoreció en nada, pero su propia madre hizo mucho por presentarla en sociedad como se merecía, o como a ella le correspondía en su papel. Pero, para mi gusto, se queda ahí, en un quiero y no puedo. Su eco, irremediablemente, recuerda a la Piquer pero no canta como la Piquer -y es que eso es imposible-. Por tanto, para quedarse con un descafeinado, yo prefiero un con leche, un solo...

Destacaría, únicamente, un quiebro de Conchín en "tu hombro" en la segunda copla. Muestra su vena más coplera. Por lo demás, me quedo bastante indiferente y prefiero leer estos poemas en el silencio de mi habitación.

Un abrazo grande,
Tábano.

Magnolio del valle dijo...

Dos poemas magistrales de Rafael de León, de una sensibilidad y gusto exquisitos. Particularmente, "Centinela de amor" me parece soberbio. Coincido con otro usuario en que estos poemas en la voz de Conchín no superan la lectura individual que uno pueda efectuar amparado en el silencio y la calma de su hogar.

A mí esta artista no me dice absolutamente nada, ni en la copla, ni en la canción ligera. Para empezar, a pesar de tener una gran educación, su porte escénico dista bastante del de su predecesora. Toda la parafernalia de que se rodea cuando sale a escena, más propia de ninots falleros que de una cantante, con toda esa exuberancia de postizos, encajes y joyas de toda índole me parece un homenaje al kitsch y el mal gusto. Cosas ambas de las que su madre huyó durante su carrera, mucho más sobria y elegante a todos los niveles.

Por otra parte, su voz recuerda inevitablemente a la maestra, a la que en algunas ocasiones trata de imitar, sin mucho acierto. Dijo un escultor en relación con su maestro: "a la sombra de un gran árbol nunca crece árbol pequeño".

Creo la frase que sintetiza bastante bien la trayectoria de la susodicha.

Saludos.