sábado, 14 de noviembre de 2009

ANA MARÍA.- Columbia ECGE 71314 (1957)

Ana María: La niña de los claveles.

¡Ay, del agüita tan clara donde mi ropa lavé! ¡Ay, que la luz de tu cara era fuego y me quemé! Buscando aliviar el fuego de un amor, se encuentra la protagonista de esta historia que en vez de calmar su sed, ardió su cuerpo en llamas por culpa de un río turbio de amores y sucio de pensamientos que se marchó para siempre de la fuente a la que entregaba sus aguas. Y de noche, la aurora va con el cuento allá por el horizonte, avivando los colores de las flores que en el campo daban luz al arroyo de cristal, en el que nacieron y murieron estas bulerías.

De aquellos colores de las flores, en Triana nacieron los claveles que repartía una niña, hechos orgullo y alegrías. Hasta que una mañana, se vio vencida y perdida en el enredo de unas falsas palabras que llevaba escritas el viento y que marcaron la historia una y otra vez: ¡Ay tus claveles, claveles, claveles grana! ¡Ay qué penita, qué pena tiene Triana!

Ya no en Triana, sin en los naipes de una baraja, Ana María sigue perdida por el enredo de un amor que pierde y gana, abanderada por la espada que misteriosamente rompe la noche con luna de sangre, mientras besaba los labios de su rival. Y es que quizás, su contrincante sea un mocito tan garboso y presumido como Curro Heredia, al que todas las mujeres entregan su vida hasta que cierto día, él siente la burla del querer y todo su orgullo -lo mismo que a La niña de los claveles-, se vuelve palabritas en el viento.

Disfruten con cuatro hermosas creaciones escritas para la voz personal de Ana María Catalán, sevillana nacida en Las Cabezas de San Juan.

Agradecer esta aportación a Javier de la Ribera, a quienes estamos eternamente agradecidos por su amabilidad.

CARA A:
01.-Anda, bamba
02.-La niña de los claveles

CARA B:
01.-La baraja del amor
02.-Curro Heredia

DESCARGUE AQUÍ

4 comentarios:

El Último Romántico dijo...

ANA MARÍA, voz de ángel andaluz.

Una joya discográfica la de esta mañana de sábado, prólogo del día del señor... Y Ana María con su voz cálida y elegante, no puede sino hacerme recordar los coros de ángeles y serafines que revolotean con fulgor de estrellas por las moradas celestes.

Una voz con poso de estrellas y ráfagas de plata que, curiosamente, mana de la tierra, de la hondura del campo andaluz y la olivarera para traer la paz y la concordia a los oídos avezados que tienen la suerte de deleitarse en su cante, señorial y culto como su melisma.

Gracias por esta joya en disco que no conocía. Es un placer para los grandes admiradores del género disfrutar de estas joyas inéditas después de días de charanga y rumbas.

cariño de legionario dijo...

Hombre Ana Maria Catalan la creadora de campanera esto es un disco de coloccion una preciosa portada y una coplas lindas ami me gusta mucho campo Andaluz y cordon de la italia tenia una voz muy esquisita esta sevillana de de las cabezas de san junan un gran saludo al señor de este magnifico blog.

Sendero de Fuego dijo...

Extraordinaria aportación la realizada por el Sr. Javier de la Ribera, al que agradezco su amabilidad por querer compartirla con todos los seguidores del blog. Gracias a este tipo de aportaciones podemos conocer mejor a estas clásicas intérpretes de las que es muy difícil encontrar grabaciones.
Pone Ana María en los quiebros de su voz el hechizo de lo inesperado y me quedo embobado escuchándola.(De las pocas coplas que ha inspirado mi pueblo tengo que agradecerle la grabación de una de ellas).

Una publicación muy cuidada la que acompaña esta aportación, también quiero dar las gracias a los autores del blog por su especial sensibilidad por transportarnos a estos mundos.
Muchas gracias a todos.

Tábano dijo...

Un disco que no tenía el gusto de conocer ni haber visto, sí las canciones publicadas por Calé Records, por cierto bastante mal, con un sonido pésimo y demasiado "restaurado" aún habiendo dicho que habían extraídos las matrices de la Biblioteca Nacional en perfecto estado, una pena.

Ana María, una señora que cosechó numerosos éxitos, más en el extranjero que en su propio país y que dignificó el género con un amplísimo repertorio en discos de pizarra que ponen de manifiesto la versatilidad de la sevillana. Y es que no sólo debe ser recordada por la "Campanera" sino por todo el ramillete de zambras, pasodobles, beguines y garrotines que posee en su seno. A cada canción le da un aire fresco y nuevo y tiene un pellizco hondo que me parece realmente interesante. Una auténtica pena que no se le haya hecho justicia y que se retirara tan pronto de los escenarios. Aún así, mi recuerdo vaya para ella hasta los cielos, donde se encuentra entonando aquello de "Cuando me veas llorar no me quites el pañuelo, que me ahoga una penilla y llorando me consuelo"...

Un abrazo enorme y gracias al señor de la Ribera por su aportación tan inédita. Todos los que admiramos el género nos sentimos realmente orgullosos con publicaciones de esta índole. Ni que decir de las palabras que acompañan a la entrada, siempre con tanto gusto y tanta sensibilidad. Mi monumento para ti.

Un abrazo grande,
Tábano.