miércoles, 2 de diciembre de 2009

LA PAQUERA DE JEREZ.- Vergara 314-UC (1965)

La Paquera de Jerez: Mi hora buena.

Amor lo que yo sentía por esa persona que fue mi delirio, dolor lo que me seguía como una corona de negros martirios. Esperando una palabra de consuelo que nunca llegaba, fui borrando de mi alma, pena y celos; Sentadito en la escalera, yo esperaba para escuchar el delirio de su voz, el dolor por sus quiebros tan negros como el martirio de Su hora buena. Con ella, también llegó la mía, mi suerte y mi pasión por su cante apasionado; con La Paquera llegó lo que sus maneras flamencas quisieron, para tenerme redimido a su voz de sangre y fuego, que nace de sus latidos y de sus centros, tan poderosos como los gemidos que llenan de luz y sombra, la prisión de sus romances y tientos.

¡Abre puertas y cerrojos! Para no perderme en la culpa de unos ojos negros o verdes. ¿Qué más da, si camino por las calles 'atormentao' por unos celos? Mientras, siguiera ahogado en las trenzas de la voz del carcelero que encerró, con llave y candado, la verdad del cante flamenco; y convertido en muros de la cárcel de su voz morena, convertiría mis oídos en la hiedra que recorre la prisión en la que lloro, cada vez que siento el compás de tus palmas al son de bulerías: ¡Abre carcelero, abre ya el presidio 'pa' que no vean llorar por las calles, igual que a un niño chicp!

¡Ay, qué castigo más grande -'sentrañas' mías- llevo conmigo, que me 'dispierto' llorando pero mi 'vía' no está contigo! Castigo es no escuchar a La Paquera por tientos, bulerías o tangos de Málaga porque sin su cante artístico, cualquiera se perdería por una Callejuela de silencio, escuchando las 'ducas' escondidas tras las rejas del secreto que guarda La Paquera.

Con este maravilloso disco de una de las voces con más fuerza de Andalucía, queremos acercarles las fiestas de la Navidad, por medio de los versos populares que se estremecen en la garganta de La Paquera de Jerez.

Dedicar esta publicación a Víctor Manuel, una persona que de forma casual, se dejó envolver por los 'quejíos' flamencos de esta artista única.

CARA A:
01.-Mi hora buena
02.-Carcelero, carcelero

CARA B:
01.-Madre, en la puerta hay un niño
02.-Callejuela del silencio

DESCARGUE AQUÍ

4 comentarios:

CARPIA dijo...

UNA MAS DE LA GRANDES VOCES DE ANDALUCIA ESTA TIERRA ES INAGOTABLE ESTA LLENA DE ARTE POR TODAS SUS CIUDADES ANDALUCIA ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

Calaílla de Hierbabuena dijo...

Un buen disco el que hoy nos regaláis, con una publicación muy adecuada a esta voz casi gitana, de La Paquera. Agradezco la publicación de estas intérpretes flamencas, que en días como hoy, nos atan con raíces a este espacio.
Recibió La Paquera en el año 1971 el premio Niña de los Peines en el concurso nacional de arte flamenco, por algo será.
Me ha gustado todo el disco, incluso el villancico, y ésto no lo consiguen todas las intérpretes conmigo.
Muchas gracias a los autores del blog por su publicación y por su labor con este espacio tan entretenido.

VAJELDEVELAS dijo...

Si hay una voz, representativa y genuina de los cantes de Jerez, sin lugar a dudas es la de la Paquera, bulerias bordadas con firigranas salida de su singular garganta.El tango "sentio",forjado en la fragua de la pasión.
Reciba un aplauso el autor del BLOG.

Tábano dijo...

Sinceramente, debo confesar, que LA PAQUERA DE JEREZ -con mayúsculas- es una de mis preferidas. Su cante gitano, espontáneo, libre, sin ataduras, es uno de los que más me han llenado. Y estas pinceladas que doy no se pueden más que ampliar con la cantidad de palabras que se le han dedicado a su persona y su figura en vida y una vez ya fallecida. No es para menos. Con ella se puede entender el quiebro auténtico, como ya es patente en los primeros tientos del disco, "Mi hora buena". Una excelentísima interpretación la que su protagonista realiza. Letra de gran sentimiento para una voz con el peso de las grandes.

Ni que decir tiene que su versión de "Carcelero, carcelero" en nada se parece a la del grande Caracol. Y no porque una sea mejor que otra -para mí no son comparables porque ambas superan con creces el sobresaliente- sino porque La Paquera le imprime tanta personalidad que ni se podría pensar en un reflejo de admiración. Y eso es, precisamente, lo interesante en cuestiones musicales. No importa cantar canciones ya hechas, pero para las imitaciones nos quedamos con sus creaciones originales. Si no se superan, para mí, mejor quedarse callado.

Alegre, por otra parte, es el primer villancico que escuchamos este año en este blog que ya cumple un año, valga la redundancia. "Madre, a la puerta hay un niño" ya lo había escuchado con anterioridad en su voz, cómo no, soy un gran amante del género de los villancicos populares, tradicionales y más en voces como las de La Paquera. Por último, singulares y bonitos los tangos con los que se cierra esta joya de disco. Joya que de no rescatar el dueño del blog no podríamos disfrutar muchos de nosotros. GRACIAS.

No quiero terminar sin hacer mención a las últimas entradas del blog que con tanto gusto está engalanando el dueño del espacio. Poesía con poesía se paga. (Ojalá)

Un abrazo grande y qué viva La Paquera de Jerez.
Tábano.