viernes, 11 de diciembre de 2009

NIÑA DE ANTEQUERA.- Columbia ECGE 70501 (1958)

La Niña de Antequera: Villancicos de Calañas.

Cádiz, salada claridad...
Granada,
agua oculta que llora...
Romana y mora,
Córdoba callada...
Málaga, cantaora,
Almería dorada...
Plateado Jaén...
Huelva, en la orilla
de las tres carabelas...
¡Y Sevilla!

En estos versos de Manuel Machado, con los que calificó con precisión de forma lírica y matemática a toda Andalucía, decía de Málaga: - ¡Cantaora! Y es porque una mujer, garganta de Antequera, canta todos los cantes y pone con su voz, la firma en ese pliego: ¡Málaga, cantaora!
Pero de entre todas las mujeres de Antequera, hay una que no quiere decir cómo se llama y sólo por Niña de Antequera se conoce. Ella, sabe las viejas cosas de España y cuando canta, la Málaga cantaora se le sube al corazón, y la sierra y el mar le pulen la garganta.

Una guitarra encamina la voz por la escala celeste de sus cuerdas. La noche es Málaga y no puede estar sin cante. Porque ya no quedan cafetines antiguos, ni toreros en Ronda, ni herraduras de lumbre allá por Montejaque, ni otras cosas hermosas que se van sin remedio.
¡Lo dijo Machado! Málaga, cantaora. Y en los centros de Málaga, la Niña de Antequera como un imán, en donde el cante nos tira del corazón.

Disfruten con algunos de los temas más populares de la Niña de Antequera: la canción-marcha María Rosa de León, los famosos tientos titulados ¡Ay, mi perro!, el tanguillo-rumba ¡Llegó el florero! y los navideños Villancicos de Calañas, estos últimos escritos por el Maestro Naranjo en colaboración con Villanueva y Caro.

CARA A:
01.-María Rosa de León
02.-¡Ay, mi perro!

CARA B:
01.-Llegó el florero
02.-Villancicos de Calañas

DESCARGUE AQUÍ

1 comentario:

Tábano dijo...

La niña de Antequera, mujer que ofreció grandes éxitos a la música y que regaló su voz para dejarla en la historia. Ciertamente, cosechó un amplísimo repertorio -a pesar de su trágico final- en el que se pone de manifiesto su versatilidad y su voz flamenca y limpia.

De este disco podríamos destacar la maravillosa "María Rosa de León", una copla alegre musicalmente pero de letra intensa o su creación architarareada "¡Ay, mi perro", copla que, he de decir, no me gusta mucho en cuanto a lo que dice o cuenta. Eso sí, destaco la maravillosa interpretación de Gracia de Triana, que para mi gusto la supera con creces y hace de esa copla tan poco gustosa para mí un deleite sonoro en toda regla.

Por otra parte, no menos bonitos son los "Villancicos de calañas", hermosos en cuanto a letra y acompañamiento.
Doy las gracias, por último, enormemente, al dueño de este blog. Cada día entiendo más el esfuerzo que llevas a cabo por traernos la música a cada rincón de nuestra casa.

Un abrazo grande,
Tábano.