lunes, 30 de noviembre de 2009

ADELA 'LA CHAQUETA'.- RCA - M. 9.535 (1966)

Adela 'la chaqueta': Romance de 'la otra'.

Adela Fernández Jiménez es el nombre con el que fue bautizada esta mujer y artista de raza gitana, que vio la luz en Cádiz: Adela 'la chaqueta'. Aunque cultivó numerosos estilos flamencos, destacó en los cantes más festivos y alegres como las bulerías, aunque también en los fandangos a los que -según los críticos musicales- aportó un gran sello gitano e inimitable que se puede apreciar en Que yo le enseñara a querer. Artísticamente, debuta en el espectáculo Las Calles de Cádiz presentado por La Argentinita. Asimismo, intervino en innumerables tablaos como el de La Venta de los Gatos y Zambra.

A nivel discográfico, creemos que el disco que les ofrecemos es el primero que grabó en el que acompaña a la artista el gran Melchor de Marchena y en el cual resaltamos el Romance de 'la otra' a ritmo de bulerías. En 1971, RCA integra varios villancicos de Adela 'la chaqueta' en un álbum titulado Villancicos flamencos. Algunos de los títulos del mismo son Los caminos se hicieron, Calle de San Francisco y Me voy al cielo que es mi morada. Bajo el título genérico Cantes flamencos de la periferia andaluza, cantes de ida y vuelta y cantes folclóricos aflamencados, RCA incluye varios temas de la artista como Nochebuena gaditana, que habían sido grabados unos años antes.

A mediados de la década de los 80, estrena en París el espectáculo El sur y la petenera, y en Nueva York Flamenco puro, encabezados por Manuela Vargas y Manuela Carrasco respectivamente.
En 1985, interviene en las Noches flamencas del Círculo de las Bellas Artes de Madrid, junto a otros grandes artistas como María Vargas, Gabriel Moreno, José de la Tomasa, Gabriel Moreno y Enrique Morente. En televisión, destacar su aparición en el programa de Canal Sur Puerta del cante, dirigido por Manuel Curao, así como su intervención en la serie Romería del Rocío, dirigida por Romualdo Molina y Miguel Espín. Nos dejaba en 1995, en Jerez de la Frontera.

Nosotros queremos recordar su nombre e inmortalizarlo a través de Reminiscencias de la copla, gracias al usuario 'estruendo' que nos solicitaba a Adela 'la chaqueta' en el tagboard.

CARA A:
01.-Romance de 'la otra'
02.-Que yo le enseñara a querer

CARA B:
01.-En los rizos de tu pelo
02.-Imposible

DESCARGUE AQUÍ

viernes, 27 de noviembre de 2009

LOLA CARMONA Y LUIS RUEDA.- Columbia ECGE 70.512 (1958)

Lola Carmona y Luis Rueda: Una pareja de bandera.

Aunque se iniciaron como pareja artística en 1953, Luis Rueda ya había realizado numerosas intervenciones teatrales y grabado sus primeros temas, originales del sevillano Maestro Naranjo.
Juntos, emprendieron su carrera artística en el espectáculo Una canción en la noche junto al Niño de Orihuela y Angelita Font.
En el madrileño Circo Price y con gran éxito, trabajaron durante largas turnés junto a La Niña de Antequera, El poeta gitano y Manuela de Ronda.
En 1955, intervienen de la mano de Alberto Castillo 'El cantor de los cien barrios porteños', en un súper espectáculo titulado Fernando Collado que acontece en el madrileño Teatro de la Zarzuela.

En Sevilla, la pareja participa en un homenaje ofrecido a Juan Valderrama en el Teatro Cervantes -situado en la Calle Amor de Dios- bajo el título Mi vida es el cante. En el mismo, además de Lola Carmona y Luis Rueda, interviene una jovencísima Dora 'la algabeñita' que ya había cosechado numerosos éxitos en otros espectáculos protagonizados por El Príncipe Gitano y Dolores Vargas: Su alteza el pirata, Cariño de legionario y Brindis de coplas.

De Sevilla a Madrid, concretamente al Hotel que llevaba el nombre de la ciudad para participar en una Gran buñolada con motivo de las fiestas del Rocío. En la misma, intervienen de forma sobresaliente Lola Carmona y Luis Rueda, interpretando temas acompañados a la guitarra por Manolo Carmona. Y desde el Rocío a la Feria de abril sevillana, donde actúan en el Casino de la Exposición en una Gran Fiesta Flamenca junto a otras grandes figuras como Enrique Montoya, La Jerezana, Carmen Albéniz, Carmen Mora, El Rerre de los Palacios y Miguel de los Reyes.

En 1957, como primeras figuras, presentan el espectáculo Fuente de cantares con el que recorren toda España. En la capital andaluza, éste tiene lugar en el San Fernando, en el que sobresalieron los cantes a guitarra de Luis Rueda, las versiones de Lola Carmona y las saetas que ambos interpretaron en el fin de fiesta del mismo, que fueron ovacionadas por el público.

En 1958, grabarían la mayoría de su repertorio, intercalando temas con acompañamiento de orquesta y guitarra. De todos, podemos resaltar -por la popularidad alcanzada- las Aventuras de un clavel, Centinela Rociero, las Coplas del Baratillo o Clavel, ¡ay clavel! En solotario, Lola Carmona grabaría con acompañamiento de orquesta cuatro emblemáticos temas de su discografía. De Ventura y Semanu los pasodobles María de Padilla y el Romance de la bata de cola; de los sevillanos José Alfonso, Rivas y Molina Moles el Carnavalito milonguero y De noche sueño contigo.

En la década de los 60, sus apariciones irán disminuyendo. Podemos citar las que tienen lugar en el sevillano Teatro San Fernando (en un espectáculo de variedades) y la participación en el espectáculo Tele y olé, encabezado por Juanito Valderrama y Dolores Abril.

El disco que les ofrecemos recoge cuatro temas interpretados por la pareja, con acompañamiento de guitarra de la mano de Manolo Carmona. La letra y música de las mismas pertenecen a Rivas, Gardey, Ventura y Semanu.

Disfruten con las voces de Lola Carmona y Luis Rueda, una de las parejas que mayores éxitos consiguieron en toda Andalucía y España.

CARA A:
01.-Herencia calé
02.-¡Viva el cariño!

CARA B:
01.-Mi tierra colombiana
02.-Polca del querer

DESCARGUE AQUÍ

martes, 24 de noviembre de 2009

ENRIQUE MONTOYA.- Regal SEDL 19.272 (1961)

Enrique Montoya: Mi cante a Utrera.

Tu nombre lo he 'llorao' por las esquinas; tu nombre es una espina 'pa' mi querer. ¡Ay cariño, mío cuánto te quiero! ¡Ay cariño mío, por ti me muero! Así es como Enrique Montoya da comienzo a este sutil disco, y lo hace a ritmo de baiao flamenco. Una vez que el utrerano confirma, en la letra de este tema que pertenece a alguien, arremete con un pasodoble en el que nos habla acerca del porqué España y Jerez, a pesar de lo mucho que se ha escrito sobre Andalucía y los 'calés'. Y aclara el misterio con los siguientes versos:

Es muy sencillo, no tiene misterio;
es el tarro donde se encierra
la esencia de nuestro pueblo.
Es el puñaíto de España,

madre de los vinos de solera,

donde una mujer te vuelve loco

si te arrimas a su vera.
Ya lo sabé usté, ya lo sabe usté

por qué los jerezanos

decimos España y Jerez.


Y de Jerez 'pa' Triana, para -en una fiesta- dejarse enamorar bajo Los Faroles de la Velá de Santiago y Santa Ana. Sevilla se reviste de luz y color, se embruja por unos ojos que se clavan en la mirada y a caballo, nos invita a dar un paseo por el río Guadalquivir en el que se refleja el puente. La Giralda se asoma al Altozano para soñar con los amores que año tras año, se unen bajo la la luz de los faroles encendidos.

Se despide en su pueblo natal, rezándole -con acompañamiento de guitarra y orquesta- una plegaria a la Virgen de Consolación, la morena del barquito en la mano que meció la vela y el timón, navegando por los mares de sueños lejanos. !Dios te salve, María morena!, / patrona de Utrera, rosita de abril. / Porque estando lejos de tu vera, / alivio mis penas rezándote a ti.

CARA A:
01.-Mío, mío
02.-España y Jerez

CARA B:
01.-Los faroles de Santa Ana
02.-Plegaria a Consolación

DESCARGUE AQUÍ

sábado, 21 de noviembre de 2009

IMPERIO DE TRIANA.- Telefunken TFK 95025 (1958)

Imperio de Triana interpreta éxitos de Ernesto Lecuona.

Llevo la tristeza en mi corazón... Que mi alma gitana va cansada de vagar, voy deshojando mi azahar, mi sino es caminar... Llevo en mi cantar, los hilvanes que cosen las direcciones que marcan mi otro camino, lejos de la soledad alegre y del martirio amargo, con el verdor dulce y sereno tras el que dormía la poesía de nuestros sueños.
Llevo en mi corazón -aunque es otoño- azahar y rosas con pétalos de terciopelo burdeos, naranjos cargados de perfumes andaluces y caprichos envenenados en la cinta de tu pelo.
Diera yo la vida porque el viento se llevase mi vida en soledad... Diera por ser rosa... ¡Pero qué marchita está! ¡Cuánto diera porque fueras la voluntad de mis deseos..!

Y aunque Imperio nos dice que recordaremos aquella noche en flor en la que nos juramos amor inmenso y fiel... Yo nada, nada puedo hacer para olvidar el amor que nunca tendré. Así, que dejemos las promesas en la tierra de Romero de Torres -mosaico moruno y andaluz- para soñar despiertos con el embrujo de la voz más imperial y señorial de la canción andaluza, entre dovelas de colores que alternan boleros y zambras gitanas que coronan de espinas, el romance de un amor entre luces y sombras.

Disfruten con estos cuatro hermosos temas escritos por Ernesto Lecuona, con el Gran Acompañamiento de la Orquesta Telefunken dirigida por el Maestro Martínez Luna, a los que pone voz Imperio de Triana: la voz de Alcázar sevillano.

Dedicar esta publicación a Cariño de legionario, El último romántico, Tábano y Pedro Sierra, por su apoyo incondicional día tras día y por ser artífices de la continuidad de este blog que rinde homenaje a la canción popular andaluza.

CARA A:
01.-Córdoba
02.-Damisela encantadora


CARA B:
01.-Zambra gitana
02.-Yo nada puedo hacer

DESCARGUE AQUÍ

viernes, 20 de noviembre de 2009

MARIFÉ DE TRIANA.- Columbia SCGE 81 260 (1967)

Marifé de Triana: Tú me hiciste de ese modo.

Ni un 'latío', ni un sollozo, ni una pena, ni un orgullo... ¡Nada es mío! Todo es tuyo porque al hacerme de este modo, fui fundido con la sal de tus metales y con el frío de aquella noche de enero, cuando yo me encontré contigo.
¡Nada es mío! Todo tuyo, sólo tuyo... No te aflijas si me ves, en otros brazos temblar porque en cada noche oscura -como las de García Lorca-, me entregaré a la espera de unos versos que rondan mi pensamiento. Tú me hiciste de este modo y podrás llenar de orgullo el aliento de tus labios sedientos al pronunciar la sentencia en la que Dios repetía: Os quiero... ¡Sí, pero Separaos!

Separaos como enemigos, como la ortiga y el trigo, viviendo con el recuerdo que pone condena al que fue carcelero de amores y centinela de amargura. Separaos y sé que sueñas conmigo; separaos como quién cumple un castigo. Separaos aunque te mueras y me muera, aunque la sangre me duela y a pasar por la vida sin vernos -ni vivos, ni muertos-. ¡Para los restos, será mejor vivir Separaos! Aunque ya ves, que estoy Desesperado a la espera de tu amor hasta el punto de decirte que te quiero sin poder alzar la voz. Así que mejor morir dentro de mi propia desesperación antes que confesarte: - ¡Tengo miedo!

Cuatro temas con letra y música de Rafael de León, Ochaíta, I. Román y el Maestro Solano, que hoy cobran vida en la voz de Marifé de Triana.

CARA A:
01.-Tengo miedo
02.-Tú me hiciste de ese modo

CARA B:
01.-Separaos
02.-Desesperada

DESCARGUE AQUÍ

martes, 17 de noviembre de 2009

FINITA IMPERIO.- Belter 50.812 (1962)

Finita Imperio: Emperatriz de la copla.

Finita Imperio se llamaba realmente Josefa Cánovas Hoyos y nació a finales de la década de los 20 en Cartagena (Murcia). Con tan sólo 7 años ya apuntaba maneras para la música, hasta consagrarse en Barcelona y Valencia con tan sólo 16 años. Artísticamente se inicia en el espectáculo internacional Pasapoga cuya protagonista era la gran Pacita Tomás y su Ballet de Arte Español, aunque con anterioridad a su debut en el citado espectáculo, Finita Imperio ya había grabado algunos discos con temas aflamencados como los fandangos Celos del río, las bulerías Por la Sierra, el pasodoble con aires de samba Brasil y Andalucía y la zambra Así estaba escrito, originales de Molina Manchón, Serrapí y Juan Valderrama. Todos ellos, fueron registrados en la Casa Columbia en 1952. Seguidamente marcha a América dónde se instala durante casi dos años.

A su vuelta, en 1954, presenta en España el espectáculo Cuando duerme Andalucía, con temas escritos por Clemente y Benito. El cartel lo completaban artistas como El Sevillano, La Gitana Rubia y Conchita Ortega entre otros. En él, la joven Finita Imperio estrena la zambra Da la cara, la farruca Cadenita de mi soledad, el pasodoble que daba título al espectáculo y una hermosa canción de letra sentimental que se convertiría en todo un sello de identidad de la artista: Mi madre sí que me quiere. Estas grabaciones se registraron en la compañía La voz de su amo en el año de presentación. Montó otros espectáculos propios como Sol español junto a Isabel Díaz 'la levantina', el Niño de Segura y el Niño de Cartago.

Dos años más tarde, Finita Imperio 'la andalucísima', participa en un espectáculo de variedades que tiene lugar en el Teatro Madrid, junto a Estrellita de Palma (que gozaba de gran popularidad por estas fechas con el pasodoble Campanera escrito para Ana María), Eva Montes, la Niña de la Puebla y Luquitas de Marchena.

En 1958, se presenta en el Calderón de Madrid de la mano de tres figuras de la copla y el flamenco, Pepe Marchena, Rafael Farina y la Niña de Antequera. Además de Finita Imperio, intervenían en el mismo, Rafaela de Córdoba, Luis Rueda, Manuel Centeno, la Niña de la Puebla y Manolo 'el malagueño'. En esta fecha, graba algunos discos para RCA con temas flamencos.

En la década de los 60, firma la grabación de sus últimos discos con la Casa Belter. A esta época corresponden los títulos Tientos flamencos, Fandangos de Huelva, Solita con mis recuerdos, Corona real, Cárcel de amores, Serrana con verdial, Canto a Gardel y Porque no camelo. Además de estas canciones, realiza la grabación de un vinilo titulado ¡Viva Andalucía! en el que interpreta cuatro temas a dúo con Luis Rueda.

Y nos detenemos en 1962 para presentar un disco con acompañamiento de orquesta en el que Finita Imperio vuelve a versionar su éxito Mi madre sí que me quiere, el cha-cha-chá flamenco Cosas del querer, el bolero A las dos de la tarde y el pasodoble que da título a esta publicación: Emperatriz de la copla.

En 2006, fue homenajeada por el Aula Flamenca de la Universidad de Murcia.

Disfruten con este interesante vinilo que hoy ve la luz en nuestro blog Reminiscencias de la copla, con el que queremos homenajear a su intérprete, Finita Imperio.

CARA A:
01.-Cosas del querer
02.-Mi madre sí que me quiere

CARA B:
01.-A las dos de la tarde
02.-Emperatriz de la copla

DESCARGUE AQUÍ

lunes, 16 de noviembre de 2009

PERLITA DE HUELVA.- Iberia QEN 1711 (1968)

Perlita de Huelva: Baja, estrellita.

Espuma del río, ojos como los rayos del sol, reflejos fuertes que brillan en mi corazón con fatiguitas de muerte. ¡Baja, estrellita! Para decirte con los rayos del sol reflejados en la espuma del río, lo que me cantabas hace tiempo mientras dormíamos bajo la luz de tus ojos, dominando el fulgor de cualquier estrella: Me he 'enamorao' de una estrella, sus fulgores me han cegado; estoy construyendo un globo 'pa' subir al cielo por ella. Si no me la dan, la robo. Fuimos nubes y estrellas, fuego y luz de unos mismos ojos, rayos de sol... ¡Fuimos tanto y tanto que me morí convertido en la espuma tu río, una noche mirando el cielo!

Mirando al cielo quedó Sevilla cuando El Carbonerillo, dejaba su Barrio adormecido con los fandangos de su voz, que se fue siendo un chiquillo. De luto los 'ayes' y las falsetas, las murallas -abatidas- sintieron llorar a su Virgen, a la Esperanza Macarena. Se fue el Carbonerillo y desde su barrio, los carboneros le rezan un padrenuestro por él. Y de este modo -al son de un pasodoble con fandangos- le tributa Perla de Huelva.

En la siguiente historia, la artista nos cuenta que una vez se enamoró de verdad y que tras ello, vino una traición destrozando las ilusiones de un corazón que a todas horas cantaba por no llorar. Y por ello, el estribillo nos dice: Con el ay, ay, ay te digo corazón no te enamores, que no hay mayor enemigo -para ti- que los amores.

Perla de Huelva interpreta, además en este vinilo, la versión original de su éxito Amigo conductor, la cual resulta menos comercial que la posterior grabada para el sello Belter pero que pocos han tenido la ocasión de disfrutar con ella.
Las otras tres hermosas historias narradas en la publicación con acompañamiento de orquesta, fueron editadas en 1968, pero grabadas con anterioridad para Columbia en la fecha que efectuaba sus primeras creaciones tales como Fuente de nieve, Castillo de mi ceguera, Vino amargo o Tengo un castillo 'dorao'. Resulta por ello, un vinilo curioso el que nos regala la voz más atlántica de la copla en este lunes.

Dedicar esta entrada a nuestro fiel seguidor Cariño de legionario y a todo un señor de la tierra de Perla de Huelva, M. Fidel Muñoz.

CARA A:
01.-Amigo conductor
02.-Baja, estrellita

CARA B:
01.-Recuerdo al Carbonerillo
02.-Corazón, no te enamores

DESCARGUE AQUÍ

sábado, 14 de noviembre de 2009

ANA MARÍA.- Columbia ECGE 71314 (1957)

Ana María: La niña de los claveles.

¡Ay, del agüita tan clara donde mi ropa lavé! ¡Ay, que la luz de tu cara era fuego y me quemé! Buscando aliviar el fuego de un amor, se encuentra la protagonista de esta historia que en vez de calmar su sed, ardió su cuerpo en llamas por culpa de un río turbio de amores y sucio de pensamientos que se marchó para siempre de la fuente a la que entregaba sus aguas. Y de noche, la aurora va con el cuento allá por el horizonte, avivando los colores de las flores que en el campo daban luz al arroyo de cristal, en el que nacieron y murieron estas bulerías.

De aquellos colores de las flores, en Triana nacieron los claveles que repartía una niña, hechos orgullo y alegrías. Hasta que una mañana, se vio vencida y perdida en el enredo de unas falsas palabras que llevaba escritas el viento y que marcaron la historia una y otra vez: ¡Ay tus claveles, claveles, claveles grana! ¡Ay qué penita, qué pena tiene Triana!

Ya no en Triana, sin en los naipes de una baraja, Ana María sigue perdida por el enredo de un amor que pierde y gana, abanderada por la espada que misteriosamente rompe la noche con luna de sangre, mientras besaba los labios de su rival. Y es que quizás, su contrincante sea un mocito tan garboso y presumido como Curro Heredia, al que todas las mujeres entregan su vida hasta que cierto día, él siente la burla del querer y todo su orgullo -lo mismo que a La niña de los claveles-, se vuelve palabritas en el viento.

Disfruten con cuatro hermosas creaciones escritas para la voz personal de Ana María Catalán, sevillana nacida en Las Cabezas de San Juan.

Agradecer esta aportación a Javier de la Ribera, a quienes estamos eternamente agradecidos por su amabilidad.

CARA A:
01.-Anda, bamba
02.-La niña de los claveles

CARA B:
01.-La baraja del amor
02.-Curro Heredia

DESCARGUE AQUÍ

miércoles, 11 de noviembre de 2009

ROCÍO JURADO.- Columbia SCGE 81.340 (1968)

Rocío Jurado: No me des guerra.

Antes -lo sé-, yo era una llama viva y viva; ya no me tengo casi en pie, voy como un barco a la deriva. En esta rumba flamenca, Rocío le pide a Dios que entre ella y su cante apasionado, se cierre la puerta de abismo que a ambos separa. Que se salve el que pueda y quien no, que hunda su cuerpo bajo tierra para vivir eternamente en paz y sin guerra, con la esperanza de que el mar se abra y las olas desaparezcan.

Quizás, puede que todo ello sucediese porque un día hablaste por hablar, sin saber que las cosas de los 'amoríos' han de guardarse con llave y 'candao'. Y tú fuiste el aire que hizo saltar las aguas de mi río hasta el puente de tu gloria, mas dice la letra que la Giralda no se mueve, pues deja que el río la lleve y al aire le dice: -¡Ven! De este modo, vuelve la guerra y hasta las olas del mar se remueven porque sabes de sobra, -aunque yo diga que no- que tienes entre cuatro velas a mi corazón...

Y ante la antítesis de nuestra siguiente historia -No sé...¡Por qué!-, ella siempre ofrece todo, él lo que le sobra. Todo y nada, luego y ahora, hambre caliente de su boca y bostezos de aurora se contraponen en la medalla que jamás podrá romperse ni separar sus caras porque aunque el destino quiso juntarnos en una noche divina, aquello que nació para eterno quedó en una triste batalla. No sé, no sé... ¡Por qué!

¡Dolo...o...res! Si no fuera por Dolores, ¿qué sería de aquel gitanito que andaba por los caminos? Y si dices: ¡No te quiero!, cásate con el reloj que a todas las horas da... Yo mientras tanto, perfumaré mi cara con olor a flores y recordaré tu nombre: ¡Dolo...o...res!

Cuatro hermosas rumbas flamencas con acompañamiento de guitarras, palmas, jaleos gitanos y ritmos que Rocío Jurado interpreta con estilo propio. Disfruten con esta nueva entrega que nos trae alegría renovada hasta Reminiscencias de la copla.

CARA A:
01.-No me des guerra
02.-¡Por hablar..!

CARA B:
01.-No sé... ¡Por qué!
02.-¡Dolo...o...res!

DESCARGUE AQUÍ

martes, 10 de noviembre de 2009

MANOLO ESCOBAR.- Belter 52.053 (1961)

Manolo Escobar: ¡Ay, mi patio sevillano!

De nuevo les traemos uno de los escasos discos que este artista almeriense grabara con acompañamiento de orquesta. Con un clásico pasodoble escrito en letra y música por Benito y Ruiz de Padilla da comienzo a este vinilo; su título: ¡Ay, mi patio sevillano! En él, sus autores lo describen como un rincón de juramentos que se unen, de "te quieros" y suspiros brotan y florecen del pecho.

Y de la algarabía a la pena que sufre Dolores la de Lucena, por el dolor de un mal amor que la hizo enloquecer. Por eso, con el semblante como una vara de nardos, Dolores baja hasta el río para contarle a las aguas que fue mentira el amor. ¡Qué ha 'sío' mentira el amor! ¡Qué ha 'sío' mentira el amor..! Ya no quiere flores ni amores, ni siquiera que llamen a su puerta y ronden la cancela en la que encierra este Martirio amargo que escribieran Almagro y Villacañas.

Al igual que Dolores -¡la de Lucena!-, los sentimientos e ilusiones de nuestra siguiente historia, caminan por un sendero de pena y dolor, edificado con la incomprensión de dos caminos paralelos, que se quiebran en la esquina de un sólo corazón; por eso, al final de la vida o de la muerte no serán más que Castillitos en el aire. Castillitos que escribieran Llabrés, Molina Moles y Gordillo para la Niña de Antequera.

Alegrías y emociones, sentimientos e ilusiones se unen fuertemente en este disco con el que queremos regalarles algunas de las primeras creaciones de Manolo Escobar, esperando que sirvan para constatar su particular forma de entender e interpretar la música popular de Andalucía.

CARA A:
01.-¡Ay, mi patio sevillano!
02.-Martirio amargo

CARA B:
01.-Embrujo de España
02.-Castillitos en el aire

DESCARGUE AQUÍ

sábado, 7 de noviembre de 2009

CONCHITA PIQUER.- La voz de su amo 7EPL 13.020 (1954)

Conchita Piquer: Arroyo claro, fuente serena...

Arrancamos esta nueva publicación con el nombre de una señora grandiosa que colmó de gusto y empaque la Canción popular andaluza, Concha Piquer. Y lo hacemos en la madrileña Plaza de Oriente dónde Almudena escuchaba -al compás de sus violetas-, las palabras del duque que con capa carmesí preguntaba:
- ¿Me querrás un poquito? - Te querré tanto y tanto que puede que, con un llanto, yo pague el que te quiera...
En aquel instante, desaparece el color violeta de sus flores y el romance de versos populares que daba fin al estribillo: Arroyo claro, fuente serena; olvídate del duque pobre Almudena...

De Madrid a Moguer, Trini 'La Parrala', en vez de violetas, canta sus coplas con flores de vino, voz de aguardiente y palabras de color 'marrasquino'; o al menos, eso es lo que lleva el pueblo en su boca, aunque nadie comprendía si era quizás la agonía lo que la iba consumiendo. Que sí, que nó, que vino, que aguardiente, que un amante, que un cante... Lo cierto es que una 'madrugá', dos hombres riñeron por culpa de La Parrala y ante el falso o ciertostestimonio de los presentes, ella dice a los jueces: - ¡Yo no lo he visto en mi 'vía, ni sé por qué lo mataban..! Pero, ¿por quién llora, bebe o sufre la Parrala..?

Con esta pena, sin razón y el 'sentío' oscurecido, Concha Piquer baña de Agüita clara la historia de una rosita temprana, alegre como los pajarillos y las flores que cambia de rumbo cuando un 'mosito' con sombrero y a caballo, llega hasta ella para decirle:
- Dame, gitana preciosa, un poquito de agua clara, que de sed me están matando los ojitos de tu cara.
- Beba si quiere el 'mosito', que calmar su sed yo quiero. Y si 'quié' beber conmigo, también yo de sed me muero...

Y se encontraron, en aguas puras y cristalinas hasta convertise en mariposas que en el aire se besaron... Y en él, se perdieron entre las nubes que lloraban sus pesares.

La historia real de la instancia de Concha Piquer en Nueva York, da fin a este impresionante disco con los sones populares de Suspiros de España, emotivos y llenos de tristeza y alegría, fundidos en un pasodoble del Maestro Penella: En tierra extraña.

Disfruten con la voz aterciopelada de Concha Piquer, maestra y señora, digna y exigente en su profesión, dama y artista única ante la que el mundo se rindió. Su estilo ya está en la historia, en uno de esos tomos a los que inevitablemente y de forma obligada, debemos regresar para aprender.

Dedicar esta entrada a El último romántico, un ser culto; a Cariño de legionario, al Sr. Martínez y a todos los seguidores/as de Reminiscencias de la copla que, en algún momento se dejaron conquistar por la elegancia interpretativa de Doña Concha Piquer.

CARA A:
01.-Almudena
02.-La Parrala

CARA B:
01.-Agüita clara
02.-En tierra extraña

DESCARGUE AQUÍ

viernes, 6 de noviembre de 2009

GABRIELA ORTEGA.- Philips 428 225 PE (1959)

Gabriela Ortega: Dinastía torera.

Es mucho nombre GABRIELA y a pesar de ello, poca cosa para lo que representa: Dinastía torera que dio gloria y triunfos a Andalucía y al mundo del arte. No podía haber nacido en otra tierra que no fuera Sevilla porque su gracia y la autenticidad de su voz desgarradora, emanan del alma y las entrañas sabias de lo popular. Rafael y Joselito, El Cuco o La Señá Gabriela -por citar algunos- dan fe de la universalidad de Gabriela Ortega. El toro buscaba al hombre y el hombre ya estaba salvo, lo mismo que Gabriela indaga por las profundidades del hombre y del toro, fusionándolas en versos flamencos que a veces sostiene en silencio, para escuchar los sentimientos toreros que callejean sin descanso, por la sangre de sus venas.
Y una tarde de Sevilla:
-¡Vete Blanquet..!
-Ya me marcho...
(Era la voz de José desde la gloria llamando).

Zalamera, graciosa, airosa, pinturera... Así es la flor de la banderilla de Gabriela, cuyos versos parece que Benítez Carrasco escribiera inspirándose en la sevillana. ¿Ve 'usté' qué grande y qué hermosa la catedral de Sevilla, y a su 'lao' qué sin valor esta flor de la banderilla? Pues siendo ésta tan chiquilla y aquella tan monumental, yo no cambiaría la catedral por la banderilla ni la banderilla por la catedral. Porque cada cosa tiene su cosa especial. Gabriela Ortega es fusión de flor y catedral, de banderillas color pasión y versos toreros de Benítez Carrasco que empapan el aire andaluz de volantes y desplantes, de vida y muerte jugándose la suerte con el capote dorado de Sevilla. Versos que Gabriela Ortega recitaba en el espectáculo La rosa de las Marismas, presentado en diciembre de 1965 y protagonizado por Gracia Montes.

Tres banderilleros en el redondel, tres banderillas, tres monteras, tres capotes... ¡Toro, toro! ¡Eh! Sin guitarras ni copas, sólo con el compás de las manos, Gabriela entona estos últimos versos con los que esperamos, disfruten eternamente.

Dedicar esta entrada a Tábano, un fiel seguidor de este blog, amante de la poesía y creador de la suya propia.

CARA A:
01.-El Blanquet

CARA B:
01.-La banderilla
02.-Uno, dos y tres

jueves, 5 de noviembre de 2009

ESTRELLITA CASTRO.- Alhambra ALH-1322 (1957)

Estrellita Castro: Porque te quiero.

Cuerpo gitano, gracia al andar, ojitos negros que se clavan al mirar; y un clavel en la boca que jamás pudo marchitarse ni morir porque Julio -el pintor de las Torres y la flor del romero en sus apellidos- la inmortalizó con los pinceles de su arte, medio embrujados por el fuego del lienzo de su chiquita piconera. Una copla, un corazón y las flores que en una reja se convierten en testigo de pasiones ¡Te quiero... Porque te quiero! Emblemático pasodoble con letra de M. Peralta y música de los Hermanos Genaro y Manuel Monreal, que grabara Estrellita Castro en 1944 y cuyos acordes, sirvieran como banda sonora de la película Castañuela protagonizada por Gracia de Triana, en la misma fecha de grabación.

Mientras tanto, La Veneno, cubre su rostro enturbecido con un velo para que nadie critique si está seria o sonriente, porque la verdadera historia sólo la conoce ella, ocultando una pena en el alma y hasta en la vida un fracaso, mientras soporta que a su paso, el pueblo la lleve en coplas por las tabernas que ahondan su herida: -¡Ahí va la Veneno que quiere 'ocurtá', detrás de su velo 'toa' su 'mardá'! Y lo cierto es que por un mal amor abandonó y cambio su vida de rumbo y destino, llevando eternamente el nombre manchado de cieno y viviendo cautiva y presa de su propio calvario. Otra historia no menos interesante con letra y música de César Latorre, Julio Cobos y Pepe Montes, que grabara originalmente en 1945.

Amores envenenados y agua limpia frente a verdes flores de Arrayán, unidos y contrapuestos -al mismo tiempo- en una historia ambientada en la ciudad de la Alhambra, la única que 'sintió de llorar' a su protagonista por entregarse a la voluntad de esta zambra con letra de San Julián, Ochaíta y el Maestro Quiroga. -¡Si me pegas, pégame, con una ramita de verde arrayán!

El tema que completa este apasionante e interesante EP es obra de César Latorre y José Antonio Ochaíta: Manuela 'la picaora''. Todos ellos están margnifícamente orquestados con la Gran Orquesta de conciertos Columbia, dirigida por N. Tejada a excepción de la zambra Arrayán, supervisada por el Maestro Quiroga.

Agradecer infinitamente a Luis Onofre esta aportación que queremos compartir con todas las personas que diariamente visitan y aportan sus impresiones y opiniones en nuestro blog Reminiscencias de la copla. Enviar nuestro agradecimiento hasta México a su protagonista.

CARA A:
01.-Porque te quiero
02.-La Veneno

CARA B:
01.-Manuela 'la picaora'
02.-Arrayán

miércoles, 4 de noviembre de 2009

ANTOÑITA MORENO.- Belter 01.109 (1968)

Antoñita Moreno: Amarga soledad.

Amarga la soledad de tus ojos. La fugacidad se apodera de aquellos momentos felices y así vivo solo con una angustiosa soledad, tan amarga como el limón verde y la soledad de tus ojos grises. Triste, lloro por la prueba que no ha superado el corazón, contemplando cómo no era nada en tu mirada, en tus recuerdos ni en tu pensamiento de pedernal estrellado. Pero cada noche me adormezco con los momentos felices que adornaron mi vivir y con ellos, olvido el tormento de esta Amarga soledad que nos trae en el día de hoy Antoñita Moreno, con el presentimiento de que me esperas en las calles -de barrio sevillano- que habitan en tu mente, por las que tantas veces paseamos.

Con luna o con sol, si vas por Granada, tráeme el limón de la espera amarilla porque en la orillita del río me encuentro perdido por la Sortija de oro que no quisimos, ni quise.

Mientras atnto, ustedes pueden permitirse el lujo de perderse en la Sortija de oro de la voz de Antoñita Moreno, con quien regresamos para regalarles un hermoso disco sencillo o single que recoge dos de los temas de un EP de cuatro canciones grabado tres años antes, en 1965.

Dedicar esta entrada a nuestros seguidores El último romántico y Moreno -este último nos solicitaba algún disco de Antoñita Moreno a través del tagboard de nuestro blog Reminiscencias de la copla-.

CARA A:
01.-Sortija de oro

CARA B:
01.-Amarga soledad