martes, 23 de febrero de 2010

CARMELA MONTES.- Grabaciones Odeón

Carmela Montes: La niña del Baratillo.

Tú has 'perdío' tu tesoro, eres igual que el jilguero que en una jaula de oro -triste- canta, prisionero. Tú no tienes alegría, tú no tienes libertad; si grande es la pena mía es la tuya mucho más
. ¡Qué alegría es la tuya sin los trinos del jilguero! ¡Qué libertad la mía mientras vivo prisionero en la cárcel de tu voz! ¡Qué alegría y qué pena! ¡Qué libertad de prisión me corre por las venas! Cadenas de oro, grillos de plata amarrados a la fragua de este amor de nieve y fuego, que nos quema de la misma forma que lo hace la sevillana Carmela Montes, un nuevo nombre que queremos acercarles a todos los amantes del género andaluz.

Se inició artísticamente cantando saetas en concursos de Radio Sevilla, presentados por el gran comunicador Rafael Santisteban, hasta que llega 1943, fecha de la presentación del espectáculo de sainetes líricos, estampas y romances titulado Cabalgata, bajo la dirección de Daniel Córdoba. En el mismo, encabezado por la madrileña Mary Paz y además de la artista que nos ocupa, figuraba una jovencísima Lola Flores. En las críticas del mismo (y según datos consultados en la Hemeroteca de Sevilla), se afirma que Carmela Montes nació en Sevilla, en contra de las opiniones de otras fuentes consultas que sitúan el nacimiento de la artista en Málaga.

Gracias al éxito del citado espectáculo, la sevillana graba sus primeros discos para la Compañía del Gramófono Odeón en ese mismo año. Con letra y música de Rafael de León y Quiroga, registra la zambra ¡Maldito seas..! y el pasodoble La Camelia. Al año siguiente, interviene en el fin de fiesta de la obra María la famosa, original de Antonio Quintero, a cargo de la compañía de Aurora García Alonso.

Por estas fechas, graba numerosos temas entre los que podemos destacar El tormento de los celos, Farolero, A la vela, vela; La Clavelona, Callejuela sin salida (del repertorio de Juana Reina) y por supuesto un pasodoble con alusiones a la artista y sus vivencias en el Barrio del Baratillo, La niña del Baratillo, todos ellos con letra y música de Quintero, León y Quiroga.

Los mismos autores, dado el éxito de la artista, crean Pregón de feria, junto a Mari Rosa y Manolo Hernández. Corría el año 1946. Corresponden a esta fecha el Garrotín de la Alameda, La niña del mar, Rosa de los vientos, Pregúntaselo a la luna, Las cuatro esquinas, Manuela Reyes, Dios te lo pagará, Amor de contrabando, así como la versión de la canción marcha La Rosa de capuchinos, escrita para Carmen Morell.

En 1947, bajo las órdenes de Edgar Neville, participa en la película Traje de luces basada en las obras de El traje de luces y Juan de Dios Lucena, originales del Caballero Audaz junto a Nani Hernández y José Nieto. Un año más tarde, Sevilla rinde un homenaje en la Tertulia del Arenal a la artista, durante la celebración del primer día de un concurso de jóvenes artistas.

Las últimas grabaciones que nos constan efectuadas por la artista fueron registradas en 1947, destacando el garrotín ¡Qué sí, qué sí!, el tanguillo Mocito salinero, los fandangos De Aragón a castilla, La coquinera, Penitas de amor o las bulerías originales del Maestro Mostazo tituladas Mira si quiero de veras, en cuya letra se intercalan los versos de un clásico estrenado por Imperio Argentina, Triana: De tu río en el cristal, ¡cuántas veces me miré! Y en tus calles de jardines 'pefumás' la frente me besó la luna. Yo no tengo más tesoro ni caudal que el barrio que meció mi cuna. ¡Ay las campanas, de mi Santa Ana!
Seguidamente y tras numerosos éxitos cosechados por Hispanoamérica, se retira del mundo del arte siendo una joven, para dedicarse a su vida personal.

Desde Sevilla y para el mundo, Carmela Montes, resurge para regalarnos la zambra original de Kola, Naranjo y Quiroga Cárcel de oro (de la que hemos extraído los versos con los que hemos iniciado esta publicación), el pasodoble Rosita de los vientos, el Garrotín de la Alameda en el que demuestra su gracia andaluza y una elegantisima zambra escrita por Alejo Montoro y Juan Solano titulada Aunque te pongas corona.

Disfruten con esta esmerada publicación con la que queremos rendir homenaje a una gran artista sevillana que se llama Carmela Montes.

CARA A:
01.-Cárcel de oro
02.-Rosita de los vientos

CARA B:
01.-Garrotín de Alameda
02.-Aunque te pongas corona

DESCARGUE AQUÍ

4 comentarios:

Anónimo dijo...

TODO UN GOZO DE PODER DESCRUBIR UNA NUEVA VOZ DE LA CANCION ANDALUZA PARA MI COMO ES LA DE ESTA ARTISTA
CARMELA MONTES UNAS COPLAS MUY BONITAS EN ESPECIAL CARCEL DE ORO DENUEVO DOY GRACIAS AL AUTOR DE ESTE MAGNIFICO BLOG DE CULTURA Y COPLA.

Tábano dijo...

Gratamente sorprendido. Así estoy. Conocía de sobra la existencia de Carmela Montes, de su música y de su arte. Pero ha sido al escuchar estas coplas ahora, en este momento, cuando descubro lo que realmente encierra esta mujer. Una arrebatadora producción vocal y unas canciones extraordinarias.

Sinceramente, de lo mejor que he escuchado últimamente por este blog. La primera zambra, "Cárcel de oro" es todo un alarde de buen gusto, no sólo por la letra, sino por la forma en que la canta. Me llama la atención el tema de la copla en sí, es decir, que en este caso la riqueza del "parné" la tiene la mujer (la otra), siendo algo curioso, cuanto menos, que en esta época, y desgraciadamente durante muchos años ha sido al contrario, se le otorgue esta peculiaridad. Algo que, sin lugar a dudas, se insinúa como despectivo, ya que el poder siempre fue de la mano del componente "macho".

Por otra parte, el pasodoble siguiente, "Rosa de los vientos" es muy alegre a la vez que serio. Un buen ejemplo de que el repertorio de Carmela sigue siendo bueno dos años después del primer tema oído. Simpático es, cómo no, el "Garrotín de la Alameda", muy en la línea de este palo. Por último, "Aunque te pongas corona" es realmente hermosa. Una zambra con una letra interesante y con una excelente música de Solano. Se mueve, como pez en el agua, en estos registros.

He de decir que la voz de Carmela me recuerda mucho a los primeros años de Juanita Reina, con el mismo matiz sevillano y el acento agudo y refinado, aunque me gusta más la voz de Montes que la de Reina en esta "absurda" comparación. Preciosa la cubierta del disco y una entrada grandiosa a base de una esmeradísima recopilación de datos y fechas. No puedo hacer más que agradecerte la labor y el esfuerzo. (Sé que no es nada sencillo mantener el listón tan algo y tú te superas día a día).

Un abrazo enorme,
Tábano.

Torre de Vidrio dijo...

Me ha encantado esta nueva voz de Reminiscencias. Tiene Carmela un garganteo muy expresivo y magnífico (desde mi punto de vista), y es que cantar buenas coplas hace mucho, las letras son muy importantes junto a las músicas que las acompañan (éstas, en concreto, sobresalientes). Es un disco para conservar eternamente.
Muchas gracias por la publicación tan minuciosa y entretenida, y por este nuevo disco de colección.

Anónimo dijo...

No conocía a esta artista, pero como admirador de Juanita Reina me ha llamado mucho la atención, al igual que a Tábano, el gran parecido de su timbre de voz con las primerísimas grabaciones de Juanita (las de la primera mitad de los años 40, aproximadamente), si acaso Carmela tiene matices algo más flamencos, aunque como sabemos Reina a los pocos años perdería ese timbre agudo en pos de una voz más gruesa y profunda (mejor, a mi parecer, o por lo menos más de mi gusto).

Gracias por la labor que hacéis, siempre es reconfortante escuchar cosas así después de los chillidos y gorgoritos imposibles que tienen que sufrir mis maltrechos oídos algunos Sábados por la noche; escuchando cosas como éstas volvemos a descubrir la belleza de la sencillez y todo retorna a su lugar.