jueves, 17 de junio de 2010

SALOMÉ PAVÓN.- Recordando a los míos.

Salomé Pavón: Cante de dinastía gitana.

Escribía José Antonio Ochaíta para Luisa Ortega: Cantas y rompes con un diamante puro de emoción los espejos antiguos, con biseles, que aún quedan por la Sevilla cantaora.
Salomé Pavón Ortega, que es nuestra protagonista, igual que Luisa al cantar rompe con sus quiebros puros la línea de los genios 'cantaores'. En sus venas, se mezclan las notas gitanas de Arturo Pavón con los espejos en los que se peina Luisa Ortega al son de tarantos flamencos: Por qué te sigo queriendo con 'tós' mis cinco sentidos, si tú me estás ofendiendo y en otra reja bebiendo, cariño mío...

En el nombre hebreo de Salomé se encierra 'lo cercano a la perfección' (que es lo que el significado de su nombre nos dice) y lo afirman sus apellidos, Pavón y Ortega. ¡Casi 'ná'! Cante profundo, intangible y real, heredó de su abuelo Manolo Caracol; de Pastora, duende, compás, 'gitanerías' flamencas y de Tomás, la grandeza de un genio desconocido.

Se inició en el mundo del flamenco siendo una niña, aunque en sus genes, estaba presente el arte desde antes de nacer. Es en 2001, cuando se produce su debut y desde este momento, numerosos aficionados se han interesado por el eco de su voz en la que resuena la esencia gitana, el saber y dominio de los cantes y sobre todo el sentimiento que duele.
De ahí, que haya pasado y triunfado por escenarios tan importantes como los de los Jardines de Sabatini, el Colegio de médicos 'San Juan Evangelista', el Festival 'Ese arte que duele, el Círculo de Bellas Artes y el Teatro Albéniz.

Hace algunos días, me comentaba Salomé que el 30 de junio se va a cumplir uno de sus sueños, presentarse ante el público sevillano ya que aunque nació en Madrid, su sangre es sevillana como la de toda su familia.
Sin duda, va a ser un momento único para poder disfrutar de sus raíces flamencas en directo, acompañada a la guitarra por el genuino Jerónimo Maya -nieto de Ramón Montoya- que cuenta con una larga y extensa trayectoria pues a pesar de su juventud, ha compartido cartel con Paco de Lucía en el Carnegie Hall, ha triunfado en el Spectrum de Montreal, en el Royal Albert Hall de Londres, en el Teatro de Real de Madrid o en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

Salomé, bajo el nombre Recordando a los míos ofrecerá el próximo miércoles 30 de junio en la Fundación Cajasol, Sala Joaquín Turina de Sevilla (Antiguo Teatro Álvarez Quintero) un recital en el que homenajeará a toda su Dinastía flamenca interpretando soleares al estilo de Pastora, Tomás y Caracol, fandangos caracoleros, martinetes, tangos, bulerías al golpe, deblas, seguiriyas, sevillanas y varias coplas aflamencadas que escribieran para su madre Luisa Ortega Quintero, León, Quiroga y su padre, Arturo Pavón.
Pueden adquirir sus localidades en la taquilla de la Fundación Cajasol, ubicada en el número 4 de la céntrica Calle Laraña, en horario de Lunes a viernes (11.00-14.00 y 18.00-21.00) o en Cajasol tickets llamando al teléfono 901 21 48 48.

Nosotros queremos regalarles cuatro hermosos temas flamencos: el popular Romance de Juan de Osuna original de Quintero/León/Quiroga que inmortalizara Manolo Caracol, unas hermosas sevillanas tituladas Duelo por Manolo Caracol, unos Fandangos caracoleros y los tangos Tus ojillos verdes. Los tres primeros los hemos extraído de un recital ofrecido en Guadalajara el 16 de abril de 2009 mientras que los tangos pertenecen al álbum Fragua futura, editado en 2003.

Agradecer a Beltrán y Víctor, que han diseñado y creado para los seguidores de Reminiscencias de la copla, la imagen que acompaña esta publicación.

No olviden que tienen una cita de Cante gitano el próximo 30 de junio, a cargo de Salomé Pavón y Jerónimo Maya a la guitarra.

CARA A:
01.-Romance de Juan de Osuna
02.-Duelo por Manolo Caracol

CARA B:
01.-Fandangos caracoleros
02.-Tus ojillos verdes

DESCARGUE AQUÍ

6 comentarios:

Ariza dijo...

Magnífica entrada.

Gracias por la información, si Dios quiere allí estaré acompañándola.


Sin duda me quedo con el Romance de Juan de Osuna, su voz es caramelo.

Ron Pálido dijo...

He escuchado atentamente a Salomé y puedo decir que desprende aroma y sabor a su estirpe de raza flamenca y torera.
No tiene Salomé que desnudar su cuerpo (como la de Strauss) en la danza de los 7 velos para conseguir por antojo la cabeza de alguien, pero sí desnuda su alma con cada jipío, su voz cimbrea como la flor agitada por la tormenta y estoy dispuesto a darle la mía (si se le antojara) y es que como bien referís en la publicación, los genes sirven para algo, dicen quienes somos, de donde venimos y también hacia donde vamos.
De los temas que habéis publicado me ha fascinado principalmente "Duelo por Manolo Caracol".

Me ha gustado bastante esta nueva intérprete, mucho su arte y aún más su nombre (un nombre nada explotado en este mundo).
Espero que tenga la suerte que se merece en su debut en Sevilla.

Muchísimas gracias por esta nueva publicación con la que me habéis heho el día aún más agradable.

Enhorabuena

Ninfa dijo...

Lleva el arte en la sangre.

Enhorabuena por el blog.

torre del oro dijo...

HOLA HOY TODO UNA GRAN ILUSION DE PODER ESCUCHAR UNA NIETA DE EL CANTAOR SEVILLANO MAS GRANDE DE TODOS LOS TIEMPO COMO ES MANOLO CARACOL LES DESEO MUCHA SUERTE Y ESTAREMOS EN SU DEBUT EN EL TEATRO ALVARES QUINTERO LA CALLE LARAÑA SEVILLA GRACIAS POR ESTA PUBLICACION.

Sevillanía dijo...

Gracias por informarnos de este evento que tendrá lugar el próximo 30 de junio del que no tenía constancia así que no sé como agradecerlo al miembro o miembros de este blog.
Allí estaré en el debut de Salomé Pavón, apoyándola como se merece.

Álvaro dijo...

No sé si de Herodes o de Tiziano,
que de vientre y manos tiene su historia;
viene con la cabeza empapada
y la sangre plata en sus verbos.
¿No es también Salomé aquella raza
en la sien, el pecho en sus ademanes,
la color de herencia, el apellido
o el baile mismo que tiene sembrada
de flores la enagua de sus ojos?
Gitana o no, el cante del sur
nimba en su hondura en un requiebro
de cal que alimenta a fieras hambrientas,
lame sones caracoleros y se acuna
en la sombra del llanto negro.
Rubios sus cabellos -de la cocina
a la alcoba- que van repiqueteando
el compás, el duende o la tangencia
misma de una princesa flamenca
que gime soleares al amparo
del pulso de Pavón y de la bata de Ortega.


Mi más sincera enhorabuena al autor por publicar a esta cantaora que con sólo conocer su dinastía su éxito ya está asegurado.

Ahí os dejo unas palabras que nacen al improviso de la noche sevillana.

Un abrazo,
Álvaro.