martes, 13 de julio de 2010

MARI-PAZ.- Odeón SOE 3227 (1958) Edición francesa

Mari-Paz: La madrileña que falleció con sólo 23 años.

Bailarina y canzonetista madrileña que se inició en el mundo del arte a principios de la década de los 40 en espectáculos de Arte español junto al rapsoda Mario Gabarrón, que contrajo matrimonio con la trianera Carmen Florido. En ellos, la artista intercalaba estampas tanto bailadas como cantadas.
Pero su gran éxito llega con el espectáculo Cabalgata presentado en 1942 con libreto y canciones de Quintero/León/Quiroga entre las que podemos citar la canción/pasodoble Coplas de Luis Candelas, el pasacalle ¡Ay, Mari Pepa!, la farruca Las cositas del querer, el fado Boca de rosa y el pregón De Santurce a Bilbao, todas ellas estrenadas por la joven artista madrileña.
Seguidamente y dado el éxito cosechado, con libreto y canciones de los mismos autores, presenta en Madrid un nuevo espectáculo bajo el nombre Cancionero en 1945, junto a Mario Gabarrón y Roberto Rey que presenta también en Sevilla en el Teatro San Fernando y con el que recorre toda España. A él pertenece la marcha Un real mozo y Gloria a la petenera (la amapola) que registrara en discos en 1945 para la Compañía del Gramófono Odeón

En ese mismo año, participa en el VI Aniversario de la liberación de Madrid cuya velada artística se celebra en el Patio de Cristales.
En julio de 1945, interviene en la recepción en honor del Gobierno y del Cuerpo Diplomático que tiene lugar en los Jardines del Palacio de la Granja, junto a Gracia de Triana, Gloria Romero, Roberto Rey, Mario Gabarrón y el Maestro Quiroga.
Un año más tarde, interviene en el Teatro Albéniz en un acto en el que la ciudad de Madrid homenajea a la estrella peruana Carmen Olmedo.

Será ésta, una de las últimas intervenciones de la joven Mari Paz, pues en marzo de ese mismo año, fallece a los 23 años de edad, dejando grandes clásicos de la canción popular como las Coplas de Luis Candela o Las cositas del querer.
En mayo de 1946, Madrid homenajea a la artista con un mausoleo que perpetua la memoria de la artista siendo miembros de la comisión organizadora Juanita Reina, Celia Gámez, Lola Flores, Antonio Quintero, Rafael de León y el Maestro Quiroga entre otros.

Aquí les dejamos con el recuerdo eterno de Mari Paz, artista que dejó un gran legado dentro de la música popular española. Y lo hacemos con un disco editado en Francia en 1958 en el que se recogen algunos clásicos de su repertorio.

Me gustaría dedicar esta entrada a una persona a la que que admiro, aprecio y quiero por su constancia y apoyo incondicional. Desde este rincón, enviar mi agradecimiento más sincero a Pedro Sierra en el día de su cumpleaños.
Espero que recibas todo el cariño que hemos puesto al elaborar esta entrada de Mari Paz que, según algunos investigadores del género, fue musa de Rafael de León.

CARA A:
01.-Las cositas del querer
02.-De Santurce a Bilbao

CARA B:
01.-Coplas de Luis Candelas
02.-¡Ay, Mari Pepa!

DESCARGUE AQUÍ

4 comentarios:

Pedro Sierra dijo...

Muchas gracias a todos los miembros de Reminiscencias por esta dedicatoria especial. Es el primer disco de Mari Paz que veo en mi vida, así que más que contento...gozoso estoy, todo un acierto por vuestra parte...
Es un lujo de disco, y su voz tan dulce que casi me recuerda a esas intérpretes que tanto me gustan que se encuentran entre el cuplé y la copla, con más intención a la hora de decir la letra que potencia de voz.
Hace una interpretación deliciosa de "Coplas de Luis Candelas".
Me ha gustado mucho ¡Ay, Mari Pepa! y su letra: "...la perseguía más de un chulillo...la que al mirar enloquece, y de su falda en los vuelos, va levantando piropos, pasión, amores y celos..."
El pregón también me ha parecido muy interesante.
Una publicación excelente para una intérprete inédita en este blog...

De nuevo muchas gracias y enhorabuena por la publicación.

Tábano dijo...

Un disco interesantísimo ya que, como comenta Pedro Sierra, nunca había visto grabaciones en vinilo de ella, bueno, con grabaciones en vinilo me refiero a ediciones de sus discos de pizarra porque, como sabemos, sus grabaciones fueron todas en discos de pizarra.

Sin duda, unas canciones bien cantadas, con su deje de cuplé que para nada tiene que envidiar a posteriores artistas copleras ya que, como también comenta Pedro, es mucho más interesante el tratamiento que hace de las canciones en sí que la misma voz, algo que, desgraciadamente, se ha perdido bastante en los artistas de hoy en día abandonando su buena fortuna a un llanto repentino sin sentido. La chispa, la gracia, están presentes en Mari Paz y son, además, el añadido a que su cante sea distinto.

Agradezco enormemente la recopilación de datos, como siempre, que llevas a cabo. Es todo un placer y un lujo poder informarse a la par que escuchar temas tan de siempre en la voz de una olvidada Mari Paz.

Un abrazo enorme.
Tábano.

Hechizo Juncal dijo...

Es alucinante la publicación que hoy traéis, y fascinante la intérprete.
¡Qué manera de decir!...
Me ha asombrado infinitamente, es un disco rarísimo.

Me gustaría apuntar que el pasacalle ¡Ay, Mari Pepa! se incluía en la banda sonora de la película "Feliz al fracasar".


Muchas gracias una vez más por todo lo que hacéis por la musica, por la copla, por sus intérpretes y por vuestros seguidores (en los que me incluyo).

Un saludo

TORRE DEL ORO dijo...

Berdaderamente un disco genial y muy bello para los amantes del genero de la copla siempre es bonito recordar a la creadoras de estas letras tan conocidas y famosas gracia por hacernos recordar momentos tan deliciosos.