martes, 17 de agosto de 2010

AMÁLIA RODRIGUES.- Columbia ESRF 1062 (1958) Edición francesa

Amália Rodrigues: Reina del fado y musa española.

Amália da Piedade Rebordão Rodrigues no es otra que Amália Rodrigues, considerada la reina del fado. Nacida en Lisboa y criada en un entorno humilde en el conocido barrio Beira Baixa. Su primer contacto con el público fue en el año 1939 en el Retiro da Severa y no será hasta 1945 cuando se conozcan las primeras grabaciones en pizarra de la intérprete. Su contacto con España viene desde pronto, concretamente su primera actuación en Madrid fue en 1943 donde llega a conocer a Imperio Argentina o al torero Manolete. Conocida por todos es su trayectoria artística y musical -se datan unas 170 grabaciones- por lo que su aportación a la música portuguesa es, no sólo fundamental, sino extensamente rica. Dado el sitio que nos ocupa, nos vamos a encargar de reseñar, sobre todo, sus grabaciones en español y, especialmente, con la copla o el flamenco.

La primera copla de la que tenemos constancia en disco es Los piconeros (Continental, 1945), tema que pertenece al primer conjunto de sus grabaciones junto a Ojos verdes, del mismo año. Posteriormente, en el año 1953 graba La Salvaora (en la etiqueta del disco aparece como La Salvadora), Lerele y La Zarzamora, todas ellas para la discográfica Columbia. En el año 1954 graba No me tires indiré, Doce cascabeles o Tani. De su admirada Gracia de Triana grabó, paralelamente, el tema Los aceituneros, a finales de los 50 junto con el tema Mi Rita bonita (1958). Ya en los años 60 grabaría los temas Paresito faraón o Sí, sí, sí, copla que Enrique Montoya tituló Qué cosas tiene el amor. Muchos de estos temas volvió a versionarlos en varias ocasiones así como a interpretarlos en directo junto a otros nuevos como El porompompero o el conocidísimo La, la, la.

En este disco que presentamos se incluyen dos de las coplas ya citadas anteriormente, concretamente Doce cascabeles con letra y música de Ricardo Freire, Cabello y Juan solano y Lerele original de los Hermanos Monreal y Francisco Muñoz Acosta, junto a dos temas famosísimos de corte portugués: Una casa portuguesa (A. Fonseca, R. Ferreira y V. Matos Sequeira) y Coimbra (R. Ferrao y José Galhardo). Todos los temas están acompañados por la guitarra de Jaime Santos y el violón de Santos Moreira.
Como se entiende, este disco -de Columbia francesa- es la recopilación de temas de pizarra, los dos últimos grabados por primera vez en 1952 y las coplas en 1952 y 1954.

Sirva esta publicación como homenaje a una de las grandes artistas del siglo XX, única en su estilo y personalidad que siempre se sintió íntimamente ligada al folclore español, como deja patente en este disco y en las múltiples grabaciones en lengua española que dejó registradas.


CARA A:
01.- Una casa portuguesa
02.- Coimbra

CARA B:
01.- Doce cascabeles
02.- Lerele

6 comentarios:

Tábano dijo...

Espléndida entrada la de este Martes -después de un merecido puente- en la que nos llega una voz portuguesa que suena por todos los rincones. Y no es esto metáfora; en su Lisboa natal suenan por Baixa, Chiado o Alfamam los sones de su portuguesismo, a fin de cuentas, ecos de una voz irrepetible y única.

Amália, con acento porque las llanas son tildadas en este idioma, tiene lo que yo llamo la versatilidad del gusto, es decir, que en su estilo es única y en la copla o el flamenco es distinta y agradecida. No sólo interpreta con sentimiento sino que canta con gusto y exquisitez. Pienso que sin ser cantante de copla o flamenco, le da un sello tan inigualable que acaba gustándote por encima de lo que es. Su voz quizá tenga esa grandeza, de ser punto y aparte. Creo que este disco es buena muestra con dos fados y dos coplas -que las tiene mejores y mejor cantadas, pero elegir un disco en el que aparezcan todos esos requisitos es imposible-.

Exquisita la encuentro en "Una casa portuguesa" de la que creo que hay varias versiones, y cómo no, de "Coimbra" hace un hito. "Doce cascabeles" tiene su gracia y su duende -aunque no soy muy dado a esta copla- y Amália la canta con mucha sensibilidad. Lo mismo ocurre con "Lerele" donde desgrana buena parte de su arte (aunque la encuentro soberbia en "No me tires indiré", con la complejísima letra a tal velocidad...)

Sin duda, alegráis mi mañana de Martes con esta voz tan enigmática para mí y a la que admiro profundamente. Vaya también mi homenaje a ella.

Un abrazo y gracias por toda vuestra dedicación.
Tábano.

Caña de Azúcar dijo...

También me ha gustado a mí la entrada de hoy.
La voz de Amália (con acento) tiene algo peculiar, hace que sus interpretaciones tengan eso que las hace diferentes, conmueven.

Me ha gustado bastante cantando "Lerele", pero me han gustado mucho más los fados de este disco.

Muchas gracias por incluirla en el blog, y por esta nueva publicación.

La alegría del batallón dijo...

Maravillosa nuestra universal Amalia. Un disco precioso y una voz personal y honda, forjada con las luces y sombras de la tierra portuguesa. 5 estrellas para la intérprete y otras 5 ***** para su autor por elegir estas piezas extraordinarias para deliete de las almas sensibles.

Anónimo dijo...

HOY TODA UNA DE LAS GRANDES DIVAS MUNDILES AMALIA RODRIGES SIEMPRE ES AGRADABLE PODER ESCUCHAR A LA PORTUGESA ME GUSTA MUCHO TIENE UN ESTILO MUY PERSONAL Y HACE LA COPLA CON MUCHO GUSTO EN SU FORMA DE CANTAR AMI ME GUSTA MUCHO CANTANDO NO MEQUIERAS TANTO DE LA GENIAL GRACIA DE TRIANA.

Anónimo dijo...

DOÑA AMALIA RODRIGUEZ YA TIENE TODOS LOS ELOGIOS MUY MERECIDOS, APARTE DE LOS FADOS , HACE LA COPLA EN SU ESTILO PECULIAR,COMO DON TRIQUITRAQUE, OJOS VERDES, PARESITO FARAON, MI RITA BONITA,QUE BONITA ES MI NIÑA,NO ME QUIERAS TANTO, ENTRE OTRAS COPLAS, Y TODOS CON ESA DIFERENCIA Y CALIDAD PORTUGUESA, TAN GRANDE QUE TIENE DE INTERPRETAR .ARTISTA IRREPETIBLE,GRACIAS NUEVAMENTE

SALUDOS

LUIS DE LIMA PERU

Anónimo dijo...

Lindo Homenage a Amália, ella paseó el flamenco por medio mundo. Me gustaría saber si la copla está comprendida dentro del genero flamenco?
Dos pequeñas reseñas: Amália tiene mas de 700 grabaciones.
Y Beira Baixa no es un barrio de Lisboa si no una provincia al centro de Portugal...
Gracias!