jueves, 14 de octubre de 2010

MACARENA DEL RÍO.- Barclay 27.102 M (1961)

Macarena del Río, cante y embrujo.

Corría el mes de julio de 1959 cuando una jovencísima Macarena del Río actuaba en la Granja de San Ildefonso con motivo del XXIII aniversario del Glorioso Alzamiento Nacional -según rotulaban los periódicos de la época-. Y lo hacía junto a Lolita Sevilla, Marifé de Triana, Pacita Tomás, Carmen Morell y Pepe Blanco o Paquita Rico. Ese mismo año, concretamente el 11 de diciembre, se presenta la joven intérprete con su primer espectáculo propio, Cante y embrujo, en el teatro San Fernando de Sevilla, original de Rafael de León, Ramón del Campo y los músicos Quiroga y Posadas. Las buenas críticas no se hicieron esperar. Como se aclara, la joven interpreta los temas Siete 'moneas', Salve a la Giralda, Mercedes la de Algeciras y Se acabó lo que se daba de forma sobresaliente junto a una excelente puesta en escena. A este espectáculo se sumaban nombres como el de Los Chimberos, el bailaor Juan Quintero o el recitador José Calvo (futuro esposo de Marifé de Triana).

Tras este glorioso éxito por parte de la artista, en mayo de 1960 participa en el Teatro Price en un espectáculo de variedades, junto a Porrinas de Badajoz entre otros, que se prolongará durante todo el verano. Pero quizá, sin duda, el año más importante durante la carrera de Macarena del Río es el de 1961. El 4 de Mayo se presenta en el Teatro Álvarez Quintero de Sevilla con su espectáculo Feria de cantares, fantasía lírica en dos actos y veintitrés cuadros de José Alfonso, Rivas y Gardey. En él figuraban, además, Los gitanos de bronce y oro, Paco Caro, la bailarina Teodora o la cómica Pepita Sánchez. El periódico ABC destacaba: "Las singulares aptitudes que posee como cancionista brillaron anoche espléndidamente pudiendo afirmarse que su consagración en el estrellato fue definitiva". En dicho espectáculo interpretaba los cuatro temas que les ofrecemos en la publicación de hoy, la marcha canción Como me llamo Rosario, Plegaria andaluza, el pasodoble ¡Ay, cantaora! y los tientos a ritmo de tango titulados Un castillito de arena que, poco después, lleva al disco bajo el sello de Montilla (perteneciente posteriormente a Zafiro y en la actualidad a BMG) donde, en su parte trasera, se recogen las críticas de dicho espectáculo.

El último día de función de Feria de cantares (9 de Mayo 1961) se anuncia en la prensa bajo el reclamo de que la consagración definitiva de la artista se llevará a cabo a manos de Pastora Pavón, "La niña de los Peines" y en donde la intérprete de Puebla del Río interpretará una nueva canción, Niña cieguecita, copla de la que no se conserva ningún testimonio sonoro por parte de la artista. Ya en septiembre del mismo año, el espectáculo sigue acaparando las carteleras de los teatros pero, en esta ocasión, será en el Calderón. Ya en Febrero de 1962, vuelve al teatro San Fernando de Sevilla con otro espectáculo, Duende y fantasía con un reparto similar al de su anterior programa y con idéntico repertorio de José Alfonso, Rivas y Gardey. La crítica aclama sus dotes dramáticas y su voz clara y rotunda.

Será el 20 de febrero de 1963 cuando se presente en el Álvarez Quintero junto a Enrique Montoya, con éxito clamoroso, con el espectáculo Sevilla, cielo de estrellas, original de Rafael de León, Ochaíta y Solano. En él, Macarena del Río interpreta los temas La señá Gabriela (que registraría para Hispavox en el mismo año en un disco publicado en nuestro blog) o Sevilla, cielo de estrellas, copla que grabaría en 1992. Quizá sea este uno de los espectáculos más importantes de la artista ya que recorren buena parte de la geografía española a lo largo de todo el año. Curiosa intervención de la artista se produce en 1964 en el espectáculo Así es España presentado en el Teatro Maravillas donde interpreta el conocido tema El Relicario con no muy buenas críticas.

En 1965 vuelve al Teatro San Fernando de Sevilla con el espectáculo de variedades Desfilan los mejores en el que Macarena del Río figura como artista principal junto a Luis Rueda, Lina y Miguel o Los Tarantos. En dicho programa, la artista interpreta el pasodoble Corazón, no te enamores o la copla por bulerías titulada Qué sabe nadie, canciones que no llegaría a grabar hasta 1992 para su disco Cantaora. Posteriormente, en 1966, la artista entra a formar parte de la compañía de Antonio Machín en los espectáculos Melodías inolvidables o Melodías de ayer donde cosecha numerosos éxitos interpretando canciones de su propio repertorio con otras como la canción andaluza Novio o la canción de puerto que lleva por título Nosotros nos conocemos.
Desde este momento, las apariciones de la artista empiezan a mermar y la encontramos actuando en algunas salas de fiestas como en la Folies a lo largo de varios meses de 1968, año en que se retira definitivamente para dedicarse a su vida privada.

Hasta aquí, este breve recorrido por los comienzos artísticos de Macarena del Río dado que, tras un largo período apartada de los escenarios, es sabido que la artista vuelve a presentarse en Sevilla, ya en los años setenta y donde graba un amplio volumen de discos. Durante esta primera etapa únicamente llegó a registrar ocho canciones, cuatro de las cuales ya están publicadas en este blog y las restantes son las que les ofrecemos en esta nueva entrada.
Acompañada por la Orquesta Montilla dirigida por Luis Rivas, Macarena del Río desgrana cuatro coplas de corte clásico compuestas por José Alfonso, Rivas y Gardey en donde, además, podemos encontrar alusión a su nombre en la copla Como me llamo Rosario. Disfruten con la edición francesa de este disco, toda una reliquia que regalamos a nuestros seguidores por las más de 300.000 visitas.

CARA A:
01.- Como me llamo Rosario
02.- Plegaria andaluza

CARA B:
01.- ¡Ay, cantaora!
02.- Un castillito de arena

DESCARGUE AQUÍ

16 comentarios:

Tábano dijo...

Esperaba como agua de mayo este disco en este blog. Creo, sin duda, que estamos ante una pieza muy buena, no sólo de colección sino a nivel artístico. Encuentro a una Macarena del Río muy elegante vocalmente, con una exquisita música y acompañamiento y con unas coplas verdaderamente buenas.

No podía abrirse mejor este disco que con "Como me llamo Rosario". Una canción que desde siempre me ha gustado por lo que encierra en sí misma (in-decencia, venganza, 'marchosería'...) Muy conseguido el final con un halo dramático realmente enigmático. En "Plegaria andaluza" la encuentro igualmente sobresaliente. Un bolero muy celebrado, al parecer, durante sus espectáculos, tanto que la artista tenía que verse obligada a repetirla.

En ¡Ay, cantaora!" encontramos, de nuevo, la esencia coplera de este disco. Una copla muy de la tierra, de cantaora y torero, de las que tienen la fórmula asegurada. Creo que lo que más me gusta de este tema son los cambios musicales que tiene, la melodía. Por último, "Un castillito de arena" creo que es de las mejores del disco -aunque todas son buenas-. Tiene una letra muy lograda, al igual que en la música y es que, como ya sabemos los castillos de arena son muy poco duraderos. Es realmente desalentador cuando expone: "pero ni una queja saldrá de mi boca"...

En definitiva, un disco que yo considero redondo y más aún con esta edición que se nos presenta. Una muy buena entrada con tanta recopilación de datos -no se puede detallar con más precisión toda su trayectoria inicial-.
Agradezco enormemente esta publicación y doy las gracias a su autor por ofrecernos diariamente discos tan exclusivos.

Un abrazo,
Tábano.

Anónimo dijo...

Hermoso disco de esta artista tan poderosa. Gracias por tan buena copla y por estas reliquias.

Sálvame dijo...

Magnífica entrada y bellísima portada.

Esto es el coleccionismo extremo.


Gracias.

Anónimo dijo...

Gracias de corazon por tantos regalos de copla esto si que es amar y respetar la copla de nuestra tierra.

Caña de Azúcar dijo...

Lo primero, felicitaros por las visitas conseguidas, y es que el esfuerzo y la dedicación siempre tienen su recompensa, en vuestro caso tiene que resultar muy gratificante saber que el trabajo realizado ha interesado a tantas personas.

Es fascinante esta publicación, relatando tantos detalles desconocidos de la vida artística de esta intérprete, que nos traslada a esa época, casi imaginando los carteles de sus espectáculos en los teatros.
La verdad, no me imagino a Macarena cantando "El Relicario" y supongo que por eso no tuvo las críticas esperadas con ese espectáculo...

El disco es una maravilla, todas las coplas son bastantes interesantes con unas letras muy redondas.

Muchas gracias por esta publicación.

España de mis cantares dijo...

Quisiera elogiar a los autores del blog por el enorme esfuerzo de investigación que rezuma cada una de sus publicaciones, basadas en conocimientos serios, documentales e históricos.

¡Qué lejos quedan estas publicaciones rigurosas y pulcras con las de aquellos coleccionistas que atribuyen en sus blogs títulos y coronas a artistas que ni las tienen ni las merecen! Esto es escribir y saber de copla, amar el género y contribuir a su difusión para dignificarlo.

¡Qué diferencia con esos coleccionistas que en medios como Facebook hacen gala de discos que entierran en el ostracismo de sus armarios, tan cargados de pluma y polilla como ellos mismos!

Un disco maravilloso y una portada soberbia que hoy ve la luz para engrandecer este MUSEO DE LA COPLA que sus artífices se encargan de coronar de laureles con su sabiduría, su gusto y su enorme grandeza.

VIVA REMINISCENCIAS DE LA COPLA.
Un blog de copla, donde se habla del género desde la bondad, el conocimiento profundo y el respeto más absoluto.

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog, y suelo pasarme porque nos descubres joyitas imprescindibles.
Pero me parece un espanto y completamente hortera, que en todos los discos pongas "Reminiscencias de la copla".
Por un lado, esas portadas fueron diseñadas por artistas que se merecen un mínimo de respeto. Sería tanto pedir que respetases el diseño original...? Es como si en las canciones que cuelgas en youtube, terminara sonando una voz que dijera "reminiscencias de la copla"... Una paletada.
Por otro, ¿no es suficiente con que tengas los originales, que también quieres marcar las fotos?

Palito de Ron dijo...

Me parece descabellado el último comentario vertido por el sr. Anónimo. Cuando uno realiza un trabajo es normal que lo firme, y aún más cuando no recibe compensación ninguna por el afán empleado.
Anormal es que otros utilicen este trabajo, y lo firmen como propio (como ya hemos visto a lo largo de la existencia de este blog en varias ocasiones). Para éso, hay que ser unos frescos, y creo que a algunos visitantes del blog le sobra frescura y les falta dignidad.
No entiendo como el sr. Anónimo critica la publicidad del blog y en cambio no hace ningún comentario del disco...¡La vida está llena de incongruencias!.
Le sugiero al sr. Anónimo que cree su propio blog, lo poetice, y llene de publicaciones propias (con discos propios). Cuando sepa el esfuerzo que conlleva este trabajo, veremos si no hace lo mismo con las cubiertas de los discos, y si es tan desprendido como pretenden que sean los demás.

Una publicación excelente, gracias por la misma.

Anónimo dijo...

Señor Palito de Ron,
está usted confundiendo la velocidad con el tocino.
Por un lado, creo que tengo derecho a criticar algo que me parece una falta de respeto.
Porque no considero que sea mucho esfuerzo escanear la portada de un disco. usted me dirá, que sí lo es encontrarla, buscar como un loco en tiendas de discos, etc, etc. Pero creo que el creador del blog, esto lo hace por gusto, y no porque nadie le obligue.

No soy desprendido, querido Palito de Ron, soy historiador del arte. Y no creo incongruente agradecer el trabajo del creador del blog, pero criticar una práctica que a todas luces es paleta.

Hay que soportar las críticas, que aquí nadie caga mermelada.

Palito de Ron dijo...

Sr. Anónimo, lleva toda la razón, los autores del blog hacen el mismo por gusto y a su gusto. Está bien claro que el gusto de los autores es que las portadas de los discos lleven publicidad del blog (ni siquiera el nombre de ellos, que desconocemos hasta hoy). No creo que sea una falta de respeto que las portadas lleven el nombre del blog que les dio la luz, ya que puede descargarse el disco gratis ¿qué más quiere? ¿la portada limpia?.
Si por pedir, pediríamos que nos regalasen a cada uno de los seguidores el disco que publican, y nuevo, nada de desperfectos...

Anónimo dijo...

Precisamente, porque la portada NO ES NADA. Es una carátula que sirve para publicitar al artista, que es de lo que se trata. Portadas que, a su vez, han ejecutado otros artistas. Y al intervenirlas, se las altera.
Creo que el mejor modo de hacerle publicidad a estos artistas -insisto, creo que es lo importante- es respetar hasta el más mínimo detalle.

Diciendo esto no insulto ni echo por tierra el trabajo de los creadores del blog. Que, a todas luces, es dignísimo y sobresaliente. Pero dejemos de ser más papistas que el Papa...

El espadachín del rey dijo...

Quisiera enfatizar que hoy día abunda una prole detestable de nuevos coleccionistas y amantes de la copla de poca monta. Señores, algunos, con apellidos de ilustres poetas y otros diseñadores de camisetas de mercadillo de línea Victorio&Pepino con mucha lentejuela y poca chicha.

En fin, estos señores que aparte de "modernos" se piensan catedráticos de la copla son a todas luces una panda de impresentables, aparte de horteras. Señores que hacen gala de una ignorancia supina sobre el género de la copla y encima pretenden hacerse de una discografía al módico precio de la DESCARGA ILIMITADA.

Como lanzó uno de nuestros seguidores tiempo ha, el gusto y la elegancia se están perdiendo en estea país y prueba son estos seguidores trasnochados, de pluma abrillantada y estilo revenido que, amaparados en el disfraz de una falsa modernidad, pretenden establecer criterios y cánones sobre el fundamento de la nada.

Por favor, dejen de hacer reproches al trabajo ajeno porque el suyo es bastante mediocre. Ya dice el refrán aquello de que: "siempre habló un cagado a la puerta de la Iglesia". Dedíquense al colorín y a la lentejuela y dejen de incordiar a los amantes
del género de la Copla.

GRACIAS.

J90 dijo...

Como autor de 2 blogs de enlace recíproco con Reminiscencias de la Copla, creo que estoy suficientemente capacitado para decirle un par de cosas al señor anónimo.

1ª. Usted dice ser historiador del arte. Me parece excelente. César Vidal y Pío Moa [de un tiempo a esta parte] se dicen historiadores, y sinceramente, cuando tocan un tema histórico cualquiera me parece una abominación de la figura del historiador riguroso.

2ª. Y hace muy bien el/los autor/es del blog en poner en las portadas lo que quiera. Como si quiere poner un anuncio de la tienda de su barrio. Para eso emplea su tiempo, no el de usted, que tiene pinta de ser el típico personaje que responde al perfil de señor que va a la búsqueda y captura del enlace de descarga, sin ni siquiera leer aunque sea de forma preliminar la recensión del autor. Luego si tiene cara dura irá con ese material a compartirlo en otro sitio como si fuera de usted. Ripear los discos, filtrar el zumbido de fondo, que siempre hay, algún click fuera de lugar, cortar, guardar, escanear portadas, subirlo, eso puede llevar sin problemas unos 30 minutos para un EP si hay que tratar el sonido. Efectivamente, lo hacemos por nuestro gusto y los compartimos por nuestro gusto. Pero ya que ustedes lo obtienen de gratis, qué menos que un agradecimiento, o si se estima oportuno, una crítica constructiva, pero no ese entrar arrollador de usted, señor historiador.

Una última cosa, señor historiador del arte anónimo: los discos, tal y como aparecen en el blog, valen un dinero importante. Tal vez muchos estuvieran en su casa por ser de los padres o los abuelos, pero váyase usted a darse un garbeo por internet y verá lo que se pide por ellos, pero siempre recordando que usted los disfruta de gratis.

Anónimo dijo...

"Diciendo esto no insulto ni echo por tierra el trabajo de los creadores del blog. Que, a todas luces, es dignísimo y sobresaliente." Me autocito.

No sé hasta qué punto lo que escribo es entendido. Me preocupa poco o nada, porque lo que digo es lo más lógico del mundo.
Cuando critico la publicidad gratuita en las portadas, critico el crimen que se ejecuta en la obra de arte gráfica. Es como si decido escribir un blog de arte, y pongo el nombre de mi blog sobre una obra de Basquiat o Durero. Haría la misma paletada que estos señores de "Reminiscencias de la copla" -precioso título, por cierto-.
Es curioso, cuando se critica mi crítica, todos insisten en que el creador del blog puede hacer lo que quiera, porque lo hace gratis. ¿Si yo les mando a la mierda se irían porque no les ha costado un duro? Vamos, por favor, no seamos papanatas.
Ni critico el contenido, ni los modos. Ya que no escatiman en reconocimiento para los artistas -los cantantes-, pido el mismo reconocimiento para esos otros artistas aún más olvidados: los diseñadores gráficos.
La publicidad del blog sobre la carátula es tan infame como si a mitad de una canción se introdujera una voz que dijera: Reminiscencias de la copla.

¿Verían, en este caso, bien que esto se hicieran, simple y llanamente porque es gratis y "su trabajo les ha costao', cuando no su dinerico"?

Por cierto, no creo haber insultado a nadie, así que las críticas encendidas a mí y no al tema a tratar, da buena fe sobre la escasez de argumentos. Además de ser una falacia, qué coño.

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, felicitaciones desde Panama!

Anónimo dijo...

Una maravilla este blog.