sábado, 16 de julio de 2011

LOLA CABELLO.- Grabaciones Odeón (1940 - 42)

Arte y gracia de Lola Cabello.

Lola Cabello es una desconocida (biográficamente hablando) que nace en Málaga en 1905. Con tan sólo 15 años debuta en la ciudad condal donde desarrollará la mayor parte de su trayectoria profesional, siendo seguidamente contratada por Radio Barcelona donde interviene de forma reiterada, acompañada por la guitarra de Rafael Rejón.

En octubre de 1928, interviene en el Circo Barcelonés en un Gran concurso de Cante Jondo para señoras organizado por Juanito “El Dorado”. Un año más tarde, formará parte del grandioso espectáculo titulado "La copla andaluza" original de Antonio Quintero y Pascual Guillén, junto al madrileño Angelillo, Conchita Borrull, el Chato de Valencia y el Niño de Talavera que será presentado en el Teatro Victoria de Barcelona. En 1930, participa en la reposición del citado espectáculo, encabezado por el Niño de Marchena y el Niño del Museo.

De los mismos autores -aunque con un ligero aire de comedia- participará en el espectáculo "La torre de la cristiana", estrenado en el madrileño Teatro de la Comedia.

Por estos años, registra para la compañía Parlophon los pasodobles con fandango Mi pasodoble y Me juró escritas por V. Forné y Hermenegildo Montes quién además dirige la orquestación en estas grabaciones. Del aragonés Francisco De Val registrará una serie de canciones regionales de su tierra como Si se canta una jotica, Por Fuentes se va a Rodén, Como los copos de nieve y Estas cajas misteriosas que presentará además en las más populares radios catalanas.

Posteriormente, intervendrá en numerosos espectáculos de variedades en el Poliorama y el Circo de Barcelona, realizando en 1933 otras grabaciones que llevará al teatro entre las que destacan unas colombianas a dúo con Pura Negri tituladas Quisiera por un momento, así como La Rosa (de Amores y amoríos) original de los Hermanos Álvarez Quintero que además formará parte de un nuevo espectáculo moderno presentado en la ciudad Condal, al ser acusada Lola Cabello de artista “no flamenca”.

En julio de 1933 interpretará en la producción dirigida por don Ricardo Baños El relicario junto a los notables artistas Nieves Aliaga, Maruja Amaranto, JoséAlcazaba, el barítono Menéndez, Rafael Arcos o Guerrita entre otros. Un año más tarde llega un clamoroso éxito para la artista con el espectáculo "¡Con el pelo suelto!" e interviene en el "Retablo español" del maestro Miguel Díaz que tiene lugar en el Olympia de Barcelona.

En 1935, participa en un grandioso certamen de arte andaluz que acontece en el Circo barcelonés junto a la gran Carmen Amaya, el Cojo de Málaga, el Niño de la Palma de Oro y Rafaela “la tanguera”. Ese mismo año, presentará sus nuevas creaciones en el Gran Teatre del Bosc destacando Rocío y María de la O, ambos originales de Valverde, León y Quiroga, compartiendo cartel con María Espinalt. En octubre, interpretará otros temas en Radio Asociació en un programa titulado Canciones por Lola Cabello, emitido sobre las 22.10 horas, sobresaliendo los temas Sevilla implora, María Magdalena, El niño de Camas y Mora de Toledo.

En julio de 1936 estalla el conflicto civil y las intervenciones teatrales de la malagueña Lola Cabello comenzarán a ser más escasas, aunque continuará actuando en numerosos espectáculos de variedades a lo largo de 1938, celebrados en el barcelonés Teatro Liceo. Finalizado el conflicto bélico, Lola Cabello presentará dos nuevos espectáculos titulados Espectáculo 1939 y Espectáculo Cifesa, éste último junto al rapsoda Mario Gabarrón (futuro esposo de la trianera Carmen Florido) y Lolita Benavente. Ambos fueron presentados en el Teatro Principal Palace de Barcelona.

En 1940, estrena Espectáculo Lido en el Apolo que combinará con la participación en numerosos espectáculos de variedades y con la grabación de nuevas creaciones como el tanguillo El tilín, tilín original de Hermenegildo Montes, la zambra La renegá de Ramón Perelló, el pasodoble Juerga flamenca, el popular garrotín Paresito faraón, la zambra Gloria la gitana, la farruca De raza calé, el pasodoble con campanilleros titulado A mi reja o las bulerías Cosas de gitanos.

Dos años más tarde, cuando sólo contaba con 37 años, la artista fallece en Castellón de la Plana aunque sus canciones y discos no dejaron de sonar durante esta década y los 50 en todas y cada una de las emisoras de nuestro país, muy especialmente en Barcelona, donde había dejado un hermoso recuerdo.

Nosotros queremos ofrecerles cuatro temas interpretados por la artista malagueña, en la que pueden comprobar su gracia, picaresca y espontaneidad en cada una de las interpretaciones. Hemos seleccionado el pasodoble con granaína y fandanguillo titulado Palio de flor (nunca editada hasta el momento) escrito por José Esteve Abelda y Hermenegildo Montes para Lola Cabello, aunque posteriormente -y como curiosidad- fue popularizado en la década de los 50 y 60 por otros artistas bajo el título Calle Ervira; forman esta antología, además, la zambra con fandanguillos Gloria, la gitana original de Benito Ulecia, las simpáticas bulerías Cosas de gitanos y el pasodoble Juerga flamenca, ambas de los mismos autores (Hermenegildo Montes y Benito Ulecia).

Disfruten con el sonido original de estas grabaciones efectuadas entre 1940 y 1942, sin sometimientos a nefastas restauraciones que alteran la esencia con que fueron registradas.

01.- Palio de flor

02.- Gloria, la gitana
03.- Cosas de gitanos
04.- Juerga flamenca

Descargue aquí

10 comentarios:

Anónimo dijo...

LA VERDAD QUE ESTOY ILUSIONADO CON ESTE MAGNIFICO BLOG DE COPLA DE UNA CULTURA EXQUISITA Y UNA MUJER QUE TENIA UN POCO OLVIDADA GRACIAS POR ESTOS REGALOS TAN PUROS ANIMOS Y ESTAMPOS SIEMPRE CON GENTE ASI QUE SON LOS QUE MERECE LA PENA SIN LUCRO DE NINGUNA MANERA.

Caña de Azúcar dijo...

Muchas gracias por esta nueva publicación tan interesante por sus datos artísticos, desconocía totalmente a esta cantante.
Parece otra copla "Palio de flor", a la popularizada por Maruja Lozano titulada "Calle Ervira". Probablemente sea la forma de cantar e incluso los instrumentos musicales utilizados en la grabación.

Saludos

El húsar de la reina dijo...

Estoy entusiasmado con estas joyas en vinilo que desconocíamos los amantes de la Copla y que hoy ven la luz gracias a REMINISCENCIAS DE LA COPLA.

Me ha parecido una artista de una gran simpatía y frescura que testimonia cabalmente las reminiscencias de este género tan andaluz.

Me ha encantado "Palio de Flor", la primera vez que termino de oir esta canción sin quitar el disco, ya que la versión "terrorífica" que hace Maruja Lozano -la cual, por otra parte, de lozana ni fresca tiene nada- me provoca espasmos auditivos de primer nivel.

Gracias por ofrecernos estas bellas canciones, interpretadas por una artista "de raza", portadora de la alegría y el colorido de su tierra malagueña. Un lujo para todos los amantes del cante andaluz.

Tábano dijo...

Gracia y simpatía es la de Lola Cabello. Sin grandes dotes en el canto logra entretener con su arte y salero y, cómo no, deleitar con simpáticas coplas como las que traes a este excelente blog. De voz lírica, muy del gusto de los años treinta y cuarenta, con quiebros andaluces que no dejan de resultar siempre convincentes.

"Palio de flor" muy bonita en esta primitiva versión, con la melodía distinta en el cuerpo de la copla que se redescrubre como una nueva pieza. "Gloria la gitana" otra copla muy curiosa y en donde encuentro a Lola más seria y con mejor dicción. Pero sin lugar a dudas, creo que la mejor pieza de estas grabaciones es "Cosas de gitanos". No sólo es buena la letra sino que la artita la interpreta con sumo arte; es para acabar riendo, sin duda. Muy acertada la "manera de imitar" el caló y de interpretarla. Con esto ya es suficiente.

"Juerga flamenca" otra simpática copla de este disco que, sin embargo, quizá disfrute menos después de la anterior que es sublime.

Unas grabaciones maravillosas que SIGUEN dignificando a este género que tanto nos ha dado. Además, poseen un sonido excelente, original, como a mí me gusta, sin restauraciones que no hacen más que mutilar la verdadera esencia y ocultar detalles tan curiosos como escuchar el piano con tanta nitidez o las castañuelas... En fin, una delicia.

Gracias, siempre.
Tábano.

desolvidar dijo...

Me ha hecho muchísima ilusión encontrar en esta entrada la referencia a las jotas que cantó con Francisco de Val hacia 1930. Yo dudaba de si era la misma Lola Cabello la de las jotas y la de la copla, y por fin alguien me lo confirma. Date una vuelta por mi blog porque podrás escuchar y descargar las cuatro jotas a las que aludes:
http://patximendiburu.blogspot.com/2011/08/francisco-de-val-y-la-jota-disco-de.html

Una pequeña corrección. "Si se canta una jotica" y no "Así se canta...". Y Rodén con tilde, Matilde

Matilde la cantaora dijo...

"Desolvidar" sabrá mucho de jotas. Pero tengo entendido que este espacio no es precisamente maño, sino andaluz. Es natural que el señor del blog no esté tan ducho como usted en esas lides. Un saludo. Viva la Copla.

desolvidar dijo...

El señor del blog es ducho en jotas puesto que es el primero que ha dado noticia en una página de que Lola Cabello cantó con Francisco de Val las jotas a las que hace referencia.
El señor del blog, estoy convencido, no hace distinciones, aunque tenga sus querencias, entre Andalucía, Aragón, Cataluña... De hecho, Lola Cabello, nacida en Málaga, triunfó en Barcelona y luego en Madrid... y en Japón, si la vida se lo hubiera permitido.
El señor del blog sabe que la jota no es exclusiva de Aragón, que la hay en Navarra, La Rioja, Castilla, Valencia, Cataluña y hasta en Canarias. Y sabe también que mis apellidos y mi nombre (Patxi Mendiburu) no tienen demasiado de maño.
Y un servidor no entiende a cuento de qué viene la intervención de "Matilde la cantaora", a no ser que sea por lo de "Y Rodén con tilde, Matilde" de mi intervención anterior.
Y ya de paso aprovecho: "Por fuentes" no. Fuentes de Ebro, con mayúsculas

desolvidar dijo...

Perdón, se me olvidaba... Y viva la copla, la jota... y el zortziko!!!

Matilde la cantaora dijo...

¿Pero usted es melómano o lexicógrafo? ¡Qué barbaridad lo que el señor Guruguru sabe de todo! En fin, yo no estoy muy versada en el folklore de la gaita así que no puedo opinar sobre el particular.

De cualquier modo, pedantería sí que le sobra al susodicho. Porque poner las tildes a texto ajeno es muy fácil, pero llevar a término una labor de investigación rigurosa como la que este señor o señores detentan no está al alcance de todas las gramáticas, por muy sincronizadas que estén con la jota o la sardana.

Vuelvo a reiterar que ¡viva la copla! Porque con tanta fanfarria y charanga, a veces nos "desolvidamos" que aquí se debate sobre Copla que, en un ochenta por ciento, es andaluza y, si me apura, de Sevilla. Mal que a muchas regiones y chirigoteros les pese.

En fin, me desolvidaré de este incidente lingüístico con ínfulas de grandilocuencia, que ni es linguístico, ni grandilocuente ni tiene melodía de ninguna clase. Una disonancia en una página por lo demás impoluta.

Agradecida.

desolvidar dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja,ja!!!!! Perdone, Matilde la cantaora, pero hasta ahora no había caído en la cuenta de que usted era tan graciosa. Tiene un humor envidiable que, por supuesto, no pienso desaprovechar. Soy un hombre demasiado serio y tiquismiquis y me viene muy bien una reprimenda tan graciosa como la suya.
La envidio. Muchas gracias