lunes, 12 de junio de 2017

CONCHITA MARTÍN.- Montilla FM-44 (1956)

Conchita Martín: Canciones populares de España.

Conchita Martín comienza su carrera artística a principios de los 50, precisamente como la mayoría de las artistas de este género: en concursos radiofónicos y de aquí, pasa al teatro. Una de las primeras intervenciones que nos constan es con motivo del fin de fiesta de la representación de la revista Te espero en el Calderón, con creaciones escritas por Salvador Ruiz de Luna y el maestro Daniel Montorio. Junto a ella, figuraban Luisa de Córdoba y Fernando Fernán Gómez.

En 1952, se organiza en el sevillano Teatro Álvarez Quintero un espectáculo que tiene como objetivo homenajear a los más destacados artistas triunfadores en las ondas radiofónicas. En el mismo, se intercalaban canciones hispanoaericanas, andaluzas, flamencas y estampas alegres. El periodista Llorens escribía para ABC de Sevilla un artículo titulado Estrellas radiofónicas 1952 en el que alababa la intervención de Conchita Martín (que agradó notablemente al público) y de otras estrellas como Irene Vilches o Carmelita Cuesta.

Un año más tarde, dado el éxito cosechado por la artista, comienza a participar en numerosos espectáculos de variedades como Selección de variedades 1953, junto a Emilio "el moro".

Ese mismo año, formará parte del elenco de artistas del espectáculo España tiene una copla, encabezado por Gloria Romero y presentado en el Teatro Calderón de Madrid con libreto original de Ramón Perelló, Llabrés y Legaza. En este espectáculo interpretaba entre otros, el pasodoble inspirado en la bailaora "Pepa la de Jerez" y la zambra "Pena, penando" (historia de amor y celos ambientada en el sevillano Café de la Marina) ambas con letra y música del maestro José Mª Legaza registradas en la Casa Columbia (sello Alhambra). En 1954 llegan La niña de la paloma de Ochaíta, Valerio y Solano, representado en el Teatro Maravillas de Madrid y protagonizado por Marisol Reyes y junto a Juanito Osuna y Clarines de gloria compartiendo cartel con Tomás de Antequera y Gracia Imperio, que tiene lugar en el Teatro de la Latina. En octubre de este mismo año, interviene en un homenaje tributado al Príncipe gitano en el Teatro Maravillas junto a intérpretes de la talla de Lolita Sevilla y Gabriela Ortega.

En 1955, participa en el Teatro Maravillas en un fin de fiesta con motivo del homenaje ofrecido a Virginia de Matos por sus más de doscientas representaciones de Dos Virginias y en 1956, obtiene numeros éxitos en el espectáculo Garbo original de Perelló y Montorio del genial Antonio Molina. Manuel Sanhernán escribía para la Hoja oficial del lunes sobre Conchita Martín: «Los que concebimos que el folclore y el flamenco sobre todo, ha de llevar otros aires, otros estilos y otra depuración que los que Antonio Molina demuestra, no podemos estar de acuerdo con su manera de cantar. De esto sabe una chiquitita que viene en su espectáculo y que se llama Conchita Martín. Con mucho gusto, voz fresca que quiebra con facilidad y donaire escénico, interpretó todas sus canciones.»

Posteriormente y precisamente bajo la batuta de Daniel Montorio graba el elepé Palmas y palillos (editado en Venezuela bajo el título ¡Olé!), en el que versiona clásicos como las bulerías "Camino de Coria" estrenado por la Niña de Antequera y el pasodoble "Patio Banderas", escrito para la sevillana Mercedes Chacón, ambos originales de Currito y Monreal,, los éxitos de Juanita Reina "Yo soy ésa" y "Capote de grana y oro", de la antología de Quintero, León y Quiroga así como otros temas estrenados por la artista como son el pasodoble "Blonda", la zambra "No te pío ná" o "Sevillano clavelón".

En 1958, intervendrá en un nuevo espectáculo original de Perelló y Montorio protagonizado por Antonio Molina titulado Evocación, junto a la guitarra del Niño Ricardo con el que recorrerá junto al genio los más importantes teatros de las ciudades de Sevilla, Madrid y Barcelona. Posteriormente, participará nuevamente en espectáculos de variedades como Taxis...¡Al Maravillas!, junto a Diana Márquez y Tomás de Antequera y otros tantos de la mano de Rafael Farina.

Seguidamente, inicia una larga gira por el continente americano. Pocos datos hemos podido recabar correspondiente al periodo artístico que tiene lugar durante esta época. Lo que sí nos consta es la emisión en Centro emisor del Sur del programa titulado La canción popular, con Conchita Martín.

Nosotros queremos traerles cuatro temas que hemos seleccionado del elepé Folk songs of Spain, con el sobresaliente acompañamiento de la Orquesta del Teatro Albéniz conducida por Daniel Montorio.

CARA A:
01.-Mi copla andaluza
02.-La cautiva

CARA B:
01.-Las mocitas corraleras
02.-Miradas

Descargue aquí

6 comentarios:

Tábano dijo...

Una muy merecida entrada en este blog a esta singular artista, Conchita Martín de la que, personalmente, conozco pocos datos a excepción de los que el autor de este blog nos ofrece. A pesar de ser una notable artista, es curioso que no tuviera en España un espectáculo propio donde figurase como primera figura ya que, desde luego, la vemos muy bien acompañada por artistas sobresalientes del momento.

Tiene Conchita un aire lejano en su voz y es elegante pero, tal vez para mi gusto, le falta el brío coplero. Sus coplas son más bien de otro ámbito o para otros temas más neutros; no le van bien los pellizcos flamencos y, ciertamente, no es esto nada negativo sino que hay voces que no están preparadas para la ejecución de este estilo.

Sin embargo, en este disco se perdonan cualesquiera que sean las desavenencias. En sí la pieza ya es una joya, portada, orquestación, dirección... Excelentes. Y todo agradecido con un sonido limpio que hace más amena la escucha. Me gustan temas como "Mi copla andaluza", muy alegre y rumboso pasodoble. Igualmente, la encuentro muy correcta en "La cautiva" -fallan los quiebros, insisto-. Mejor la encuentro en "Las mocitas corraleras" aunque, perdonen todos, lo mejor del tema es la música (¡soberbia!). Y para cerrar, otro pasodoble con brío y bonitos palillos; interpretación a su altura y nivel. (La letra tampoco me pierde...)

Resumiendo... Una publicación detallada y minuciosa que con sólo leerla se muestra el estudio y búsqueda de su autor para acercarnos a esta singular artista. ¡Gracias, pues por compartir estas reliquias!

Un abrazo,
Tábano.

maestranza dijo...

todo una buena alegria poder escuchar una artista de las pioneras del genero de la copla un tanto olvidada las cancines geniales un dico de lujo no se como poder dar las gracias a lo señores de este magnifico glog de copla pura por estios regalos que tanto agradesco de corazon.

Caña de Azúcar dijo...

Una publicación ganada por propios méritos, no ya sólo musicales (muy importantes en este disco), también por los de la intérprete, Conchita Martín. Me gusta bastante su actitud y estilo, así como las canciones que canta en esta entrada. Yo destacaría la zambra "La cautiva" por sus adornos arabescos tan de mi gusto (me parece preciosa). También me ha gustado el pasodoble "Miradas".

Muchas gracias a los autores del blog por esta maravillosa publicación. Un abrazo

Brissac Marcel dijo...

Un disco muy hermoso el que hoy nos ofrecen los autores del blog con la generosidad a las que nos tienen ya acostumbrados.

No conocía ninguna de las piezas que integran el álbum y me ha parecido amable. Aunque Conchita Martín no es una artista que me seduzca especialmente, hay que reconocer que la grabación es fantástica. No en vano el maestro Daniel Montorio conduce con su depurada técnica la Orquesta del Teatro Albéniz, logrando una brillantez fuera de lo común. Me parece significativo resaltar la enorme calidad que el sello discográfico Montilla imprimió a todas sus grabaciones, muy superiores en algunas ocasiones a la E.M.I.

En último lugar, felicitar de nuevo a los autores del blog por la semblanza tan minuciosa y prolija en referencias a tenor de la artista. Muchos autodenominados "entendidos en copla" podrían dedicarse a leer este tipo de textos para tener algún predicamento en la materia. Y es que los sacan del tráfico de discos y son meros patanes de la patochada y el mercantilismo rancio.

La labor que aquí se hace no sólo es de un experto, sino la de una persona culta que conoce, lee, investiga y escribe poniendo los acentos en su sitio.

¡Aprendan señores! Que cultivarse siempre es positivo.

Anónimo dijo...

¡Mil gracias por estas canciones de la inigualable Conchita Martín!
¿Será posible añadir las demás que completan el album original?

Álvaro Beltrán Benjumea Cobano dijo...

Preciosa entrada con una genialísima intérprete. Por cierto, ¿soy el único al que la música de "Las mocitas corraleras" le recuerda a las piezas del genial Gerónimo Giménez? Encuentro una clara inspiración y eso me encanta. Clasicismo en estado puro.

Viva nuestra copla y nuestro folclore.
Un abrazo cordial.